Arrimadas rechaza una autonomía leonesa y pide pensar más en la ciudadanía

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso carga contra los «pseudonacionalistas» que confunden su interés con el territorio

Igea, Arrimadas y Luis Fuentes, durante el acto de ayer en Valladolid
Igea, Arrimadas y Luis Fuentes, durante el acto de ayer en Valladolidmir_icalIcal

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, protagonizaba ayer en Valladolid un intenso desayuno informativo organizado por el periódico El Mundo, donde se refería al creciente sentimiento leonesista que se está generando en los últimos tiempos en la provincia de León, después de que el alcalde de la capital, el socialista José Antonio Díez, hiciera saltar la liebre y abriera este debate aprovechando la crisis catalana.

En su intervención, con presencia del vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, líder del sector crítico hacia su modelo de partido, Arrimadas, que tiene raíces en la localidad salmantina de Salmoral, dejaba claro su rechazo a que se «despiece» nuestra Comunidad para crear una nueva autonomía en España, la número 18, y cargaba contra los «pseudonacionalistas» que defienden más su propio interés que al territorio. «Castilla y León ha conseguido mucho unida», decía Arrimadas, mientras pedía a estos líderes locales que piensen más en ofrecer servicios públicos de calidad» a la ciudadanía.

Coalición con el Partido Popular

Por otro lado, la candidata al liderazgo del partido defendía también el acuerdo electoral con el PP para las elecciones en el País Vasco «porque se trata de una situación excepcional», decía, y aseguraba que este acuerdo no impedirá que Ciudadanos siga siendo un partido de centro, regenerador, liberal y moderno.

Por el contrario, Francisco Igea aseguraba sobre este asunto que no cree que una coalición electoral siempre sume, y recordaba que el mayor riesgo que ha habido nunca para los constitucionalistas se produjo hace dos años en Cataluña, y Cs y PP fueron por separado. En su opinión, frente al nacionalismo no ha de haber frentismo «sino un proyecto ilusionante que enamore, y tenga como banderas la regeneración, la transparencia, la política liberal y la igualdad».