“Ecoperegrinaje” hacia Santiago

Los caminantes reciclaron el pasado verano a su paso por Castilla y León más de 65 toneladas de envases de plástico, papel y cartón

Peregrinos con las bolsas de reciclaje
Peregrinos con las bolsas de reciclajeLa Razón

Conocerse a uno mismo y distinguir lo que de verdad importa; descubrir lugares que de otra manera no lo harías; entablar amistades y experimentar nuevas sensaciones o cumplir un sueño o una promesa, son algunas de las razones que llevan cada año a cientos de miles de peregrinos a caminar hasta Santiago de Compostela por Castilla y León a través del Camino Francés. Pero, ahora, recorrer este tramo histórico es también una cuestión medioambiental, por cuanto al ser tanta gente la que realiza este Camino cada día, se hace necesario también un mayor respeto a la naturaleza.

Castilla y León participa activamente en la iniciativa Camino del Reciclaje y cuenta con 117 albergues equipados con herramientas y puntos de reciclaje en los que el pasado verano se repartieron más de 37.000 bolsas amarillas reutilizables entre los caminantes para favorecer el retorno de envases de plástico y evitar que los residuos generados por el ser humano y abandonados en los entornos naturales, denominados “basuraleza”, se adueñen de la Ruta Jacobea. A todos estos establecimientos se les facilitó un kit con diferentes materiales, como papeleras amarillas y azules para poder reciclar fácilmente en las instalaciones, un sello identificativo para que todos sus huéspedes pudieran saber que se hospedan en un albergue comprometido con el medio ambiente, pegatinas a modo de “ecotips” para evitar el derroche de agua y luz (entre otras recomendaciones) y un “display” para facilitarles el reparto de bolsas y compostelas.

Un proyecto que está siendo un éxito ya que entre junio y octubrae del pasado año ha conseguido recoger más de 65 toneladas de envases en el Camino de Santiago a su paso por esta Comunidad, casi 19.000 kilos recogidos en el contenedor amarillo destinado a los envases de plástico, latas y briks y, el resto, más de 46.000 kilos, en el azul reservado a los residuos de papel y cartón, según datos facilitados por el Gobierno autonómico.

Entre las principales novedades de esta iniciativa se encuentra la Compostela del EcoPeregrino, para dar visibilidad al compromiso de los caminantes con el reciclaje y el cuidado del medio ambiente. De este modo, se animaba a estos a subir a Twitter o Instagram una foto de su Compostela del EcoPeregrino con tres sellos (que podían obtener en los albergues participantes del proyecto) durante los meses de junio a octubre con el hashtag #EcoPeregrino. Ese pequeño gesto –símbolo de su compromiso ambiental- tenía recompensa: por cada Compostela firmada se plantaría un árbol.

Ecoperegrinos por Castilla y León
Ecoperegrinos por Castilla y LeónLa Razón

La otra primicia de esta edición vino de la mano de la innovación, uno de los pilares esenciales para Ecoembes, y que se ha convertido en una herramienta clave para que el reciclaje siga avanzando en España. De cara a que también se integrase y formase parte del Camino del Reciclaje, sumamos un compañero de camino muy especial: A.I.R-e peregrino. Un bot del reciclaje, activo en la web Camino del Reciclaje, que ayudaba a los ecoperegrinos a resolver las dudas en torno al reciclaje que les pudieran surgir durante su viaje.

Esta iniciativa, poco a poco se ha ido extendiendo a otras comunidades -en el 2019 llegó al Camino del Norte y Lebaniego en Cantabria y al Camino Inglés en Galicia-, continuará ampliándose para reforzar el compromiso de Ecoembes con el reciclaje fuera del hogar y conseguir que el 2021 sea el Año Jacobeo con mayor tasa de reciclaje y más comprometido con el medio ambiente en la historia del Camino de Santiago. Además, se completa con la web www.caminodelreciclaje.com, donde los peregrinos pueden consultar toda la información relacionada con los albergues (como su dirección exacta, teléfono o las plazas disponibles), descubrir consejos para hacer un Camino más sostenible, resolver sus dudas respecto al reciclaje, gracias a A.I.R-E peregrino, el bot del reciclaje o conocer la experiencia de otros peregrinos y de alguno de los EcoHospitaleros que participan en el proyecto.