El Festival Internacional de las Artes (Fàcyl) se celebrará en otoño desde este año

El consejero de Cultura, Javier Ortega, señala que el objetivo es convertirlo en uno de los mejores que se celebran en Europa

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, durante su participación en una conferencia celebrada en Salamanca
El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, durante su participación en una conferencia celebrada en SalamancaDAVID ARRANZ

El Festival Internacional de las Artes de Castilla y León (Fácyl) pasará a celebrarse en los meses de otoño a partir de este año 2020, tal y como reveló hoy el consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, durante su visita a Salamanca, sede de la celebración del festival desde su creación en el año 2005.

Ortega afirmó que el objetivo es “que el FÀCYL cree una marca, una seña de identidad, para ponerlo al mismo nivel que otros festivales que existen en Europa”. Para ello, y con la meta también de que haya “más afluencia de público”, se pasará a celebrar en otoño, puesto que son fechas en las que “hay más estudiantes” en Salamanca, si bien no está establecida aún la fecha concreta porque se está “valorando que vaya más gente”.

Además del cambio de fecha, motivado también porque en las semanas del final de la primavera y el inicio del verano, cuando se celebraba habitualmente el FÀCYL, “la gente se va a sus lugares de residencia habitual, a sus pueblos o de vacaciones”, también se buscará en esta nueva etapa del festival que “sean varias las materias que se traten”.

Ortega apuntó entonces hacia “el teatro, la danza, las artes contemporáneas, la literatura o el pensamiento” por ser “materias que son las que están hoy en día en este tipo de festivales”, y que en el nuevo FÀCYL contarán con “una serie de comisarias especialistas en cada materia para que, de alguna forma, coordinen el festival”.

“Queremos darle una vuelta para mejorar”, concluyó Ortega, quien matizó que “en ningún momento el ánimo de esta Consejería es decir que todo lo que se ha hecho anteriormente no vale”. Por ello, se buscará “construir sobre lo ya realizado” pero, “como en otras cuestiones”, el consejero de Cultura y Turismo señaló que “hay que ser inteligentes para ver qué se ha hecho bien y qué no se ha hecho tan bien”.

Todo ello con la meta final de “mejorar un producto que, si queremos que sea algo, es que sea una marca y una seña de identidad para Salamanca”, dentro de la idea general que se tiene en la Consejería de Cultura y Turismo de realizar “estrategias que converjan hacia un objetivo común: que beneficien a todos los ciudadanos de Castilla y León”.