La UCAV apoya a las empresas abulenses en el Día de la Economía Social

Los expertos destacan que debe contribuir a la “no despoblación”

Mesa redonda sobre Economía Social celebrada en la Universidad Católica de Ávila (UCAV)
Mesa redonda sobre Economía Social celebrada en la Universidad Católica de Ávila (UCAV)La Razón

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha celebrado el Día de la Economía Social, en el que a través de sus ponentes ha reivindicado la importancia del apoyo y desarrollo de las empresas de economía social y su repercusión en el entorno con la generación de riqueza, empleo y contribución a la despoblación. “La economía social es un agente de transformación socioeconómica de una realidad”, ha indicado el director del Máster, Francisco Salinas.

La economía social está presente en todos los sectores económico e integra a más de 35.000 empresas y 150.000 asociaciones y fundaciones que representan el 12% del PIB y el 8% de empleos directos. Durante la jornada, se ha analizado la contribución al desarrollo social y económico de Ávila de las diferentes empresas de economía social.

El exdirector general de Cooperativas y Economía Social, Sebastián Reyna, ha analizado los retos y oportunidades que tiene el sector en estos momentos, así como las políticas existentes. Ha destacado la creación del Ministerio de TRabajo y Economía Social como respuesta ante la importancia de este sector y el compromiso que deben tener las administraciones públicas con el mundo de las empresas, los centros especiales de empleo y las cooperativas.

Reyna ha destacado la perspectiva que tiene la economía social con el apoyo de la Unión Europea. “Un tema controvertido al prohibir las ayudas a las empresas privadas que ha definido la justificación estratégica que deben tener las empresas de economía social desde la perspectiva del empleo y emprendimiento social. Por ello, los estados miembros pueden implantar programas de fomento del cooperativismo y fomento de la economía social”, ha añadido.

La economía social también cumple un papel importante en la despoblación porque, según ha declarado Sebastián Reyna, debería contribuir a la no despoblación. “Las empresas de economía social son las únicas que no se deslocalizan y están fijas en el territorio, crean cultura, riqueza y empleo en el territorio, factor básico para el desarrollo de una España con mayor población y riqueza rural”.