La Junta defiende la legalidad de la venta de 664 todoterrenos «inservibles»

El consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones asegura que «no existe figura delictiva alguna»

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, dialoga con varios procuradores momentos antes de comparecer en las Cortes
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, dialoga con varios procuradores momentos antes de comparecer en las CortesEduardo Margareto/Ical (nombre del dueño)

«No hay ningún tipo de figura delictiva» en la venta de todoterrenos. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, defendió en las Cortes regionales la legalidad de esta operación que la que se subastaron y vendieron 664 vehículos mediante un «incremento de garantías» abriéndolo a «concurrencia».

El consejero explicó que existe un documento que plasma este negocio jurídico de transmisión de la propiedad entre la Administración y la empresa o entidad, que difiere de un contrato, y señaló que los procesos se llevaron a cabo en el marco de las previsiones de la normativa aplicable a la enajenación de los bienes inmuebles de la Junta regional, lo que aseguró la obtención del «máximo precio de mercado».

En total, indicó que existen 30 expedientes de enajenación como procedimientos administrativos abiertos que corresponden a 193 empresas participantes y 131 ofertas con las que se obtuvieron casi 700.000 euros.

Durante su comparecencia en sede parlamentaria, Suárez-Quiñones recordó que todos los vehículos de las delegaciones territoriales eran «inservibles» para Medio Ambiente y aclaró que se enajenaron a la oferta económica más alta, sin ninguna excepción».

El procurador del Grupo Socialista, Ángel Hernández, acusó al consejero de «hacer una chapuza mayúscula» con este asunto y de «mentir» en sede parlamentaria. «Estamos ante un engaño masivo al Parlamento», manifestó a lo que agregó que «a día de hoy no se sabe por cuánto han vendido los vehículos, ni el kilometraje, ni si ha pagado IVA o Impuesto de Transmisiones, no se sabe porque ha intentado hacer un totum revolutum.

En la misma línea se posicionó el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, quien insistió en preguntar al consejero por las razones por las que la Guardia Civil «entró en la Consejería» y entendió porque «un juez» -en referencia a Suárez-Quiñones, ocupa este departamento: «Ha recibido numerosas sentencias en contra de los tribunales («ninguna en firme», respondió el consejero) y ahora no ha explicado nada del asunto.