Frente común para poner en valor el patrimonio

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, invita también a la sociedad civil a que se implique en su defensa y conservación

Un llamamiento a las empresas, al sector privado y, también, a la sociedad civil para poner en valor el patrimonio de Castilla y León porque «es algo de todos». Es a lo que invitó el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, durante su participación en la I Jornada de Responsabilidad Social Corporativa y Patrimonio Cultural, celebrada en Valladolid.

«Somos cultura y somos los legatarios de algo que nos viene dado y que tenemos que conservar y difundir», instó el consejero, quien señaló que desde su departamento se está trabajando en fomentar la colaboración público-privada para la conservación y difusión del enorme patrimonio cultural existente en esta Comunidad.

«Cada vez estamos más concienciados» de que es algo que no sólo concierne a las administraciones, todavía queda mucho por hacer en esta materia y recordó que consta de 2.200 bienes de interés cultural, lugares Patrimonio de la Humanidad, pueblos «monumentales» o catedrales, aunque apostilló que «no es el titular que tiene que protegerlo, ni tampoco la administración», insistió.

Entre los participantes se encontraban representantes de la Fundación Iberdrola, de la Fundación Montemadrid, Caja de Burgos, empresas como FCC o Abadía Retuerta, Hispania Nostra el Ministerio a través de la Subidrección General de Mecenazgo y Promoción Cultural. «El mensaje que hay que transmitir es que es algo que entre todos debemos proteger, conservar, difundir y legar a las siguientes generaciones» ya que todavía existe «margen de crecimiento» en la colaboración público-privada en la materia.

Mientras. la directora académica del programa ejecutivo de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la Fundación San Pablo CEU, María López de San Román, añadió que esta jornada supone una «oportunidad para conocer la importancia de la RSC y de ver cómo las empresas puedan aportar «desde sus estrategias» a generar un impacto «positivo en el entorno», de ahí la relevancia de poner en marcha acciones.