Castilla y León

“Ha dado su vida por los demás”

Así destaca el presidente Fernández Mañueco la labor desarrollada por la primera médico fallecida por coronavirus en Castilla y León

“Esta profesional sanitaria ha dado su vida por los demás”. Con estas palabras ha querido agradecer el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la labor desarrollada por la médico de 58 años del centro de salud del municipio de La Fuente de San Esteban (Salamanca), que falleció este pasado martes en su domicilio de la capital salmantina, en el que se encontraba aislada por decisión propia desde hace más de una semana con síntomas de coronavirus.

El jefe del Ejecutivo autonómico comenzó su intervención este miércoles trasladando las condolencias a los familiares y amigos de la primera profesional de Sacyl muerta en la Comunidad a causa de esta pandemia.

También quiso transmitir unas palabras de reconocimiento y de aliento a todo el personal sanitario que estos días están llevando a cabo una labor encomiable. Al respecto, Fernández Mañueco destacó que “esto pone de manifiesto el valor de nuestro personal sanitario que está volcado en el cuidado de todos”, y aseguró que la sociedad de Castilla y León está con ellos al ser capaces de hacer “posible lo imposible”, y “en primera línea”.

Pesar y dolor

Por su parte, el alcalde de la localidad salmantina de La Fuente de San Esteban, Manuel Rufino García, manifestó “el pesar y el dolor” de todo el pueblo por el fallecimiento “en acto de servicio” de la médico del centro de salud del municipio fallecida por el COVID-19.

En un vídeo difundido a través de las redes sociales, Manuel Rufino García, recordó a la médico fallecida como “una profesional extraordinaria, afable, dispuesta a ayudar y colaborar siempre, atendiendo tan bien a los pacientes, que tenía una carga de trabajo más grande porque todos querían que ella les atendiese y todo el mundo la quería”.

Enmarcó en ese sentido el homenaje que le dio ayer el pueblo a la médico fallecida “saliendo todos al balcón a las nueve y media para darle un aplauso, ya que no podía hacerse otra cosa”, y agradeció a ella “y a todos los sanitarios su valor, espíritu de ayuda y sacrificio enorme que no podremos pagar nunca”.

Además, el alcalde de La Fuente de San Esteban destacó el ejemplo de “valentía, valor y responsabilidad” de la profesional sanitaria fallecida, puesto que “desde el primer día que dio síntomas, se recluyó voluntaria y responsablemente en su casa”, donde permaneció “hasta el día del fatal desenlace”.

Precisamente por ello quiso Manuel Rufino García lanzar “un mensaje de tranquilidad al pueblo”, puesto que, según le han comunicado las autoridades sanitarias, “ella no puede haber contagiado porque el contagio se produce a partir del primer día que da síntomas, y en el primer día que dio síntomas ella se recluyó voluntaria y responsablemente en su casa”.

No obstante, el regidor del municipio salmantino que “desde la Junta se va a intentar que, cuando se tengan los test rápidos, se hagan a la gente del pueblo para que queden tranquilos”, aunque reiteró que “en principio no hay porqué alarmarse”.

Recordó en ese punto Manuel Rufino García la importancia de “hacer lo que nos están diciendo las autoridades sanitarias, respetar la cuarentena” y pidió a todos los vecinos del municipio su colaboración en ese sentido para “parar esta propagación” porque “sacrificándonos unos días, saldremos de esta”.