Objetivo: que las empresas lleguen a la otra orilla para construir el futuro

Fernández Carriedo destaca que desde la puesta en marcha de las cuatro líneas de ayuda se han beneficiado 226 compañías por valor de 14,3 millones

Coronavirus- El aplazamiento de impuestos autonómicos ha beneficiado ya a 13.500 personas, por un total de 13,5 millones
Captura de la comparecencia on line de Fernández Carriedo en la rueda de prensa sobre Coronavirus. EUROPA PRESS 01/04/2020 EUROPA PRESS

El Gobierno que preside Fernández Mañueco es consciente de que la prioridad en estos momentos es que los recursos lleguen a la atención sanitaria y social, pero lleva tiempo trabajando también en medidas económicas y fiscales de choque para ayudar a reconstruir una situación económica que se augura demoledora cuando todo esto acabe. “Nuestro objetivo es conseguir que las empresas lleguen hasta la otra orilla para poder construir un futuro desde ahí”, destacaba este mediodía el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, que comparecía junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante el parte diario sobre la evolución de esta pandemia en nuestra Comunidad, que deja 636 nuevos casos confirmados hasta los 6.847, 56 muertos más hasta un total de 641, pero 237 nuevas altas hospitalarias, hasta las 1.498 que suponen un canto a la esperanza.

Y es que después de que comenzara la actual crisis sanitaria y posterior confinamiento en casa que está suponiendo un frenazo sin precedentes a la actividad económica de este país, el Gobierno regional puso en marcha cuatro líneas de ayudas a las empresas afectadas por esta situación. Una subvenciones que, hasta ayer, es decir, hasta el 31 de marzo, han llegado a un total de 226 industrias por un valor de 14,3 millones de euros, de cerca de quinientas solicitudes recibidas valoradas en más de 30 millones de euros, según anunciaba el consejero.

Líneas de ayuda en colaboración con la sociedad de garantía recíproca Iberaval, que tienen como finalidad dotar de liquidez a las empresas ante esta situación de crisis ocasionada por el coronavirus además de aplazamiento de cuotas de préstamos y de impuestos que pretenden que los contribuyentes y empresarios tengan más dinero en sus bolsillos con el que poder hacer frente de manera inmediata a esta situación. Cuatro importantes medidas con las que la Junta movilizará en total 142,3 millones de euros.

La primera de estas líneas distribuirá hasta veinte millones de euros para aportar liquidez a empresas de hasta cinco trabajadores, las denominadas micropymes, así como a autónomos mediante préstamos de entre 6.000 y 40.000 euros sin intereses. Hasta el momento, la Junta ha recibido 125 solicitudes por un valor de 3,9 millones de euros.

La segunda movilizará 40 millones a los sectores más afectados por el Covid-19, como la hostelería, el comercio, las manufacturas o el turismo, mientras que la tercera, dotada con 25 millones, se dirige a obtener financiación de circulante e inversión para soluciones digitales de urgencia en teletrabajo, digitalización y modernización de empresas. A esta línea se han recibido 182 solicitudes que reclaman 16,3 millones de euros. La cuarta y última línea se destina al pago de las cuotas de los préstamos de los programas de Reindustrialización y Crecimiento Empresarial de la Lanzadera Financiera. Hasta ayer se han recibido 23 peticiones por valor de 6,7 millones de euros, según apuntaba el consejero.

Aplazamiento de impuestos

Por otro lado, también con fecha de 31 de marzo, el aplazamiento de impuestos aprobado por el Gobierno regional ha posibilitado que durante estos días de confinamiento un total de 13.548 contribuyentes se hayan beneficiado ya de esta demora del pago de impuestos autonómicos por importe de 13,2 millones de euros.Además, destacaba que más de 5.200 contribuyentes han podido aplazar el pago correspondiente al impuesto de sucesiones y donaciones, por valor de 4,1 millones de euros, y casi 8.300 lo habrían hecho en los de transmisiones patrimoniales onerosas y actos jurídicos documentados de personas físicas, pymes y autónomos, cuya cuantía asciende a 9,1 millones de euros.