Castilla y León suma 636 casos nuevos de coronavirus y los fallecidos alcanzan los 641

La consejera señala que la incidencia indica “una ralentización” y afirma que en algunos hospitales ya hay “más altas que ingresos”

SITUACIÓN EN ARANDA DE DUERO
Entrada de un paciente este lunes al hospital de campaña habilitado en la localidad burgalesa de Aranda de Duero como consecuencia del coronavirus. EFE/ Paco SantamariaPaco SantamariaEFE

Castilla y León acumula 6.847 casos confirmados por coronavirus, con 636 nuevos en las últimas 24 horas, mientras que los fallecidos ascienden a 641, 56 en las últimas horas, y las altas, a 1.498. Unos datos que ha ofrecido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien ha indicado también que la “incidencia acumulada en los últimos días supone una ralentización”, ya que en Medora existen en estos momentos 28.913 casos posibles, de los que el 90 por ciento son leves.

Salamanca y Valladolid vuelven a ser las provincias más castigadas por los nuevos casos con 131 y 121 respectivamente, y también es Salamanca la que cuenta en estos momentos con más decesos con un total de 135 seguido por León con 108.

Últimos datos  de la Consejería de Sanidad
Últimos datos de la Consejería de SanidadLa Razón

Existen 2.709 personas hospitalizadas, de las que 2.356 se encuentran en planta y estables. En las UCIs existen hay en la actualidad 353 personas aunque la consejera ha indicado que este número esta aumentando sustancialmente cada día pero que “se está equilibrando con el número de altas”. En tratamiento 134 personas han empezado con ello en las últimas 24 horas.

El número de profesionales sanitarios aislados llega a 1.935, de los que 1.129 han dado positivo, mientras que la ocupación media hospitales es del 81 por ciento, mientras que el de las UCI es del 78 por ciento. En este sentido, Casado ha señalado que el en algunos hospitales de la Comunidad ya “se empieza a ver más altas que ingresos”.

La consejera señala que también los hospitales siguen trabajando con las situaciones graves de otros pacientes que no tienen nada que ver con el virus, y que en los últimos días se ha notado un descenso importante en el volumen de casos llegados a las Urgencias de los distintos centros de salud.

“No nos hallamos en una buena situación, no es alarmante, sin contenida. Tenemos que transmitir a toda la sociedad una sensación de calma y de sosiego”, ha indicado la consejera que también ha apostado por continuar con la cuarentena como mejor solución al freno del virus.