La pandemia se lleva por delante los presupuestos

Fernández Carriedo reconoce que la crisis sanitaria obliga a reconsiderar las bases del borrador que pensaban presentar esta semana

El consejero Fernández Carriedo junto al presidente del CES de Castilla y León, Enrique Cabero, quien ya conocía el borrador del proyecto de presupuestos que el coronavirus se ha llevado por delante
El consejero Fernández Carriedo junto al presidente del CES de Castilla y León, Enrique Cabero, quien ya conocía el borrador del proyecto de presupuestos que el coronavirus se ha llevado por delanteDavid Arranz www.davidarranz.comIcal

Castilla y León seguirá con los presupuestos prorrogados más tiempo de lo esperado debido a que se desconoce el destrozo económico que el coronavirus está provocando en España, en general, y en la Comunidad, en particular. Lo reconocía este mediodía el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, al asegurar que esta crisis sanitaria trae consigo un “tsunami presupuestario” que obligará a reconsiderar las bases del borrador que habían elaborado e incluso dado a conocer ya al Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, y que pensaban presentar esta semana ante la opinión pública si no se hubiera producido esta crisis sanitaria.

“Teníamos un documento hecho con unas estimaciones de techo de gasto ya aprobadas en el Parlamento autonómico y con un crecimiento del 1,6 por ciento y en un momento de recesión, pero con la irrupción del Covid-19 todo ha cambiado y ya nadie piensa que dicho crecimiento vaya a ser así, además de que los gastos también serán distintos porque el virus obligará a destinar mayores recursos a la Sanidad, a los Servicios Sociales y a las políticas activas de empleo que son competencia de la Junta”, decía el consejero, mientras admitía que es imposible saber a ciencia cierta el alcance de esta crisis y que por ello hasta que termine todo los plazos también se amplían ya que no podrán elaborar un nuevo borrador.

Por todo ello, el consejero aprovechaba para reclamar al Gobierno de España que tenga “sensibilidad” cuando tenga que repartir los recursos adicionales a las Comunidades Autónomas porque son las propias autonomías las que al tener estas competencias del Estado del Bienestar adquiridas deberán hacer frente a más gastos y sufrirán directamente el impacto económico que esta crisis sanitaria va a dejar en nuestro país.

Aplazamiento de impuestos

A preguntas de los periodistas, Fernández Carriedo pedía al Gobierno de España que ante la situación y contexto actuales debería aplazar el cobro de impuestos como el IRPF, cuya campaña precisamente ha arrancado este miércoles con el inicio del mes de abril, así como el IVA o el Impuesto de Sociedades tan importante para aliviar la situación de empresas y autónomos.

“Si no hay ingresos lo más lógico es que no se paguen impuestos y se amplían los plazos mientras dure este estado de alarma para evitar complicaciones”, señalaba el consejero, mientras destacaba que, por el contrario, el Gobierno de Castilla y León sí que ha aprobado el aplazamiento de los impuestos autonómicos.

Incluso el de Sucesiones y Donaciones, cuya eliminación definitiva ha quedado paralizada al suspenderse por el coronavirus el último Pleno de las Cortes donde iba a salir adelante para favorecer a los familiares más directos, como hijos y cónyuges, se suprimirá en cuanto se pueda “porque nuestro compromiso al respecto es firme”, proseguía e consejero.