Los ERTEs se disparan y afectan ya a casi 152.000 trabajadores

Fernández Carriedo reclama al Gobierno de España que establezca tres fechas y no una para agilizar el cobro de las prestaciones

Un trabajador en la planta de Iveco en Valladolid, que también ha presentado un ERTE
Un trabajador en la planta de Iveco en Valladolid, que también ha presentado un ERTERubén Cacho/Ical (nombre del dueño)

Desde que el coronavirus se ha instalado en nuestras vidas, cada día de confinamiento en casa y con toda la actividad empresarial no esencial cerrada a cal y canto, el agujero económico es también cada vez más profundo. Y lo que es peor, se desconoce el fondo. Y en este miércoles primer día de abril el número de expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) se han vuelto a disparar hasta las 27.009 solicitudes de empresas y centros de trabajo que afectan a cerca de 152.000 trabajadores de la Comunidad.

“Nuestros esfuerzos se dirigen a evitar el cierre de empresas, a conseguir que lleguen hasta la otra orilla cuando finalice esta crisis sanitaria para recuperar los puestos de trabajo y reconstruir el futuro”, aseguraba este mediodía el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, quien reconocía el daño que ya se está empezando a notar en el empresariado y que por ello la Junta ha puesto en marcha un paquete de ayudas para dar aire y algo de liquidez a este tejido empresarial.

Por provincias, cabe señalar que Burgos es, con 3.938, la que mayor número de solicitudes de regulación de empleo temporal ha presentado a la oficina territorial de Trabajo, así como la que cuenta con más trabajadores afectados (28.292). Después se sitúa Valladolid, con 5.871 ERTEs y más de 25.000 sacrificados; León, con 5.378 peticiones y 19.103 empleados perjudicados; y Salamanca, con 3.566 y 12.059 trabajadores dañados. Zamora, con 1.782 expedientes presentados a Trabajo y 6.157 asalariados, es la provincia con menos casos, pero también con menor tejido industrial y empresarial.

Preguntado por el retraso a la hora de cobrar las prestaciones por parte de los damnificados por estos expedientes de regulación de empleo temporales, el consejero explicaba que normalmente se suelen efectuar los pagos el día 10 de cada mes y que no debería haber problema alguno a pesar de esta avalancha de ERTEs. Si bien, aseguraba que han reclamado al Gobierno de España que para evitar complicaciones abra al menos tres ventanas o fechas para que los afectados puedan cobrar estas prestaciones con agilidad ante la delicada situación actual.