Azucarera da seguridad a los remolacheros al consolidar el complemento de 1,8 euros por tonelada

La liquidación será efectiva en abril en las fábricas de Toro y Miranda, y en mayo en la leonesa de La Bañeza, una gran noticia para este cultivo en tiempos de zozobra

Buenas noticias para los remolacheros de nuestra Comunidad y para un sector que no para de recibir sustos y contratiempos. Y es que Azucarera, que cuenta con tres fábricas molturadoras en Castilla y León en las localidades de Toro, len Zamora; La Bañeza, en León; y Miranda de Ebro, en Burgos, demuestra su compromiso con el sector especialmente en estos momentos de zozobra por la irrupción del coronavirus, al consolidar el complemento de 1,8 euros por toneladas, que se hará efectivo en la liquidación final junto con el reembolso de la retención del 10 por ciento. En las factorías toresana y mirandesa en este mes de abril, y en la leonesa en mayo. Una cantidad que, además, podría elevarse a 2,25 euros para aquellos cultivadores que firmen el contrato de dos años y se les pagaría ya en el mes de junio, según informan fuentes de la compañía agrícola.

A través de un comunicado remitido a este periódico, Azucarera asegura que con las producciones medias obtenidas este año, el ingreso total del agricultor que ha sembrado remolacha con ellos es de 4.072 euros por hectárea en Toro; 3.854 euros por hectárea en Miranda y 3.847 euros por hectárea en La Bañeza, cuya campaña está a punto de finalizar, concretamente el día 11 de este mes.

Desde la compañía recuerdan también que la remolacha azucarera es un cultivo “esencial e imprescindible” para garantizar el abastecimiento de azúcar al mercado nacional, y por este motivo agradece a todos los agricultores y los trabajadores del sector el esfuerzo realizado en primera línea estos días.