El Consejo de Cuentas no descansa e inicia el plan de fiscalizaciones previsto para este año

Amilivia preside la segunda reunión por videoconferencia del Pleno de la institución desde que empezó el confinamiento

Mario Amilivia preside la reunión del Pleno del Consejo de Cuentas por videoconferencia
Mario Amilivia preside la reunión del Pleno del Consejo de Cuentas por videoconferenciaLa Razón (nombre del dueño)

El Consejo de Cuentas de Castilla y León no entiende de pandemias ni de virus. Y con el objetivo de que esta situación de confinamiento y cuarentena social se pueda pasar lo más normal posible, los miembros que integran el Pleno de esta institución propia de la Región prosiguen con el trabajo de fiscalización previsto que les han encomendado para que las cuentas de esta Comunidad no se descuadren lo más mínimo, y menos ahora, con la crisis económica que se avecina para los próximos meses.

Mario Amilivia presidía esta mañana la segunda reunión por videconferencia que el Pleno del Consejo de Cuentas lleva celebradas desde que se decretara el estado de alarma hace ya una veintena de días -la primera tuvo lugar el 27 de marzo pasado para aprobar medidas relacionadas con el teletrabajo- y en este encuentro se ha aprobaba el Informe de Fiscalización de la contratación realizada en el sector público local correspondiente al Plan Anual de 2018, que eleva a 21 las fiscalizaciones llevadas a cabo ya por el actual Pleno del Consejo, y a un total de193 en el histórico, según informan fuentes del Consejo de Cuentas.

Asimismo, en la reunión de este viernes se daba luz verde a las primeras directrices técnicas de tres de las 17 auditorías previstas en el Plan de este año. Se trata de dos informes de mandato legal, la fiscalización de la Cuenta General de la Comunidad de 2019 y la referente a la contratación administrativa celebrada en el ámbito de la administración general e institucional de la Comunidad durante los ejercicios 2018 y 2019. La tercera de estas fiscalizaciones en la que han comenzado los trabajos por parte del Consejo de Cuentas tiene que ver con la situación y actividad económica y financiera así como con la ejecución funcional del gasto de Castilla y León en 2018 relativo a las entidades del sector público que están sujetas al régimen de contabilidad pública.

Novedades para ser útiles y eficaces

Un informe, este último, que según estas mismas fuentes se viene realizando de forma sistemática a lo largo del tiempo en otros planes, pero que, como novedad, en esta ocasión se prevé incluir el análisis de la estructura y evolución de las principales áreas y políticas de gasto, así como de los programas presupuestarios. Objetivo: formular recomendaciones que puedan resultar de utilidad a la Administración de la Comunidad en la planificación de la futura toma de decisiones.

Finalmente, cabe señalar que además del Plan de Fiscalizaciones previsto para este año, el Consejo de Cuentas está trabajando en estos momentos en otras dieciséis auditorías procedentes de planes anteriores que espera concluir a lo largo de este 2020.