Castilla y León se tiñe de negro

Las banderas de los edificios públicos ondean a media asta en señal de luto y solidaridad con las víctimas del coronavirus y sus familias

Thumbnail

Castilla y León está de luto indefinido desde la medianoche de este viernes, 2 de abril, por los 786 fallecidos registrados hasta el momento. Así lo acordó el Consejo de Gobierno de la Comunidad y lo ha publicado el boletín oficial de la Comunidad, el Bocyl.

Se trata de un “testimonio del dolor” de la Región y una señal de duelo, respeto y solidaridad ante la pérdida de vidas humanas producida por el coronavirus. Asimismo, con este gesto se busca trasladar las condolencias a todos los que no han podido despedir a sus familiares como hubiesen deseado.

Por ello se declara ese luto oficial durante el cual las banderas oficiales ondearán a media asta en todos los edificios públicos de la Comunidad.

Esta muestra de cariño se suma a la expresada en cada comparecencia por los miembros de la Junta, las Cortes, las diputaciones y ayuntamientos desde donde se repiten las palabras de cariño y afecto hacia aquellos que han perdido la vida por o durante esta crisis sanitaria, así como hacia sus allegados que están viviendo con mucho dolor el no poder despedirse como hubieran querido.