Salvoconducto especial para que el Ratoncito Pérez siga repartiendo ilusión

Decenas de ayuntamientos de Castilla y León emiten bandos para dar carta blanca de movimientos al mágico roedor

El Ratoncito Pérez sale de su casa para visitar de noche a algún niño al que se le ha caído un diente
El Ratoncito Pérez sale de su casa para visitar de noche a algún niño al que se le ha caído un dienteLa RazónIrina K. - stock.adobe.com

Toda norma tiene su excepción. Si cuando todos duermen, en la noche del cinco al seis de enero, los Tres Reyes Magos tienen permiso para entrar y salir de las casas a sus anchas, en estos momentos, en los que quedarse en el hogar es obligación, hay un pequeño ser, de orejas grandes y con una pequeña cola, que tiene salvoconducto: el Ratón Pérez.

Ya lo anunció el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, por Twitter, cuando una usuaria decidió publicar la carta que su hija había escrito al presidente del Gobierno en relación a la movilidad tan amistoso roedor. Pedro Sánchez sigue sin dar respuesta pero la duda de la pequeña quedó resuelta: "Querida Ana: nos hemos ocupado del asunto. Dile a Sofía que el ratoncito tiene un pase especial, pero que lave bien el diente y luego se lave las manos. El ratoncito tiene que cuidarse, es personal esencial. Necesitamos esa ilusión”, solucionó Igea.

Pareciera que el asunto estaba resuelto y que el ratoncito tenía carta blanca para moverse allá donde su deber le llamara. Sin embargo, y para que vecinos y agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no le entretengan en su frenética jornada de trabajo, ya que son muchos dientes los que se siguen cayendo a diario, varios ayuntamientos han optado por emitir bandos en los que se informa de los acuerdos alcanzados con tan mágica criatura.

De este modo, el consistorio leonés de Matallana de Torío informó sobre la firma de un convenio especial con el Ratón Pérez, “que según dicen algunos vive en la montaña leonesa”, para que pueda dejar dinero a los niños y, de igual manera, concede un permiso excepcional “a todos los personajes del mundo de fantasía de ayer y de hoy” para que puedan circular y acompañar a los más pequeños en sus sueños.

A la iniciativa se sumó también el alcalde zamorano de El Perdigón, Ángel Calleja, quien publicó un bando en nombre de todos los integrantes de la Corporación en el que felicita a los niños de esa localidad y de San Marcial y Tardobispo por su “ejemplar comportamiento” en las casi tres semanas de reclusión domiciliaria y en virtud del cual permite al Ratoncito Pérez “visitar las casas” a pesar del confinamiento decretado durante el estado de alarma.

Igualmente, el edicto municipal recuerda al “Señor Ratoncito Pérez” que está obligado a acudir “por la noche” a las viviendas y a usar “las medidas de protección necesarias”, como guantes y mascarillas, así como “lavarse muy bien las manos con jabón, como hacen nuestros niños y niñas”.

También el Ayuntamiento de Guardo (Palencia) emitió un comunicado que autoriza al roedor a seguir repartiendo regalos entre todos los niños de Guardo y sus pedanías a los que se les caiga un diente durante el Estado de Alarma.

Asimismo, el regidor de la soriana Covaleda, José Llorente, informó del pase especial con el que cuenta el Ratoncito Pérez, popular figura del imaginario infantil y literario, para que pueda visitar a los niños de esta población soriana y cumplir con ellos sus obligaciones. También aprovechó para pedir a los niños a que “insistan a su padres y abuelitos para se queden en casa sin salir para que ninguno se ponga malo”.

Estos son solo algunos de los ejemplos de ilusión que han invadido los pueblos y ciudades de Castilla y León en estos momentos en los que los niños están siendo un gran ejemplo para todos, manteniéndose siempre alegres y con una inocencia más necesaria que nunca, ahora que la cruda realidad está instalada en todos los hogares.