Fernández Mañueco exige pruebas masivas a la población para preparar la “desescalada”

El presidente de la Junta reivindica la fortaleza del sistema sanitario: “Estamos resistiendo”

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, comparece tras reunirse por videoconferencia con Sánchez y el resto de responsables autonómicos
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, comparece tras reunirse por videoconferencia con Sánchez y el resto de responsables autonómicosJcyl (nombre del dueño)

Test masivos a toda la población para conocer con exactitud la situación real de la pandemia en toda España y empezar a preparar el regreso ordenado a la normalidad o “desescalada”. Esta es una de las exigencias que le ha trasladado este domingo el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, al jefe del Ejecutivo de la nación, Pedro Sánchez,, durante la reunión por videoconferencia que han mantenido esta mañana junto al resto de responsables autonómicos del país.

Fernández Mañueco recordaba durante la rueda de prensa posterior que estas pruebas masivas son una de las medidas comprometidas por el Gobierno de España hace tiempo, pero de la que nada se sabe pese a que desde el Ejecutivo central se haya anunciado este domingo que entre hoy y mañana se distribuirán un millón de estos test rápidos por todo el país, de los que 62.400 vendrán a Castilla y León.

Una cuestión que Sánchez no ha precisado durante la reunión, según el presidente de la Junta, “cuando es esencial que esta operación se haga con todas las garantías para que la salida del confinamiento se pueda adaptar a las características de cada zona”.

De la misma forma, el presidente reclamaba a Sanchez que haya claridad en los mensajes acerca de si va a ser necesario o no que la población en su conjunto tenga que utilizar mascarillas e su regreso a la rutina cuando salga a a calle, y que si es así, que se suministre este material en cantidad y calidad suficientes. En este sentido, el presidente destacaba la apuesta de Castilla y León por el autoabastecimiento de material de protección, y recordaba las más de trescientas empresas que se han puesto manos a la obra e los últimos días, respondiendo a los nueve retos lanzados por la Junta para combatir al Covid-19, que están permitiendo contar con bastante material de protección, sobre todos pantallas faciales y geles hidroalcohólicos para la higiene de la manos, y por ello pedía “máxima celeridad” a las agencias encargadas de homologar material sanitario para que las empresas de la Comunidad pueden fabricarlo cuanto antes y asegurar así este autoabastecimiento, además de empezar a fabricar otro tipo de material, como por ejemplo respiradores que es lo que más hace falta en estos momentos y que pide también al Gobierno su ayuda al respecto

Más material de protección

El presidente confirmaba asimismo que a lo largo de la próxima semana van a llegar a España al menos otros cinco aviones con más de 2,6 millones de unidades de material de protección para luchar contra el COVID-19 en Castilla y León, que su sumarían a los quince vuelos con 6,5 millones de mascarillas, buzos y otros materiales de protección que han aterrizado en nuestra Comunidad desde el inicio de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Por otro lado, Fernández Mañueco ponía en valor la fortaleza del sistema de salud de Castilla y León que está sabiendo resistir y combatir al virus cara a cara pese a las circunstancias gracias al buen hacer de los profesionales sanitarios y gestionando servicios y recursos como los hospitales de campaña, las UCI expandidas, las contrataciones de MIR o de estudiantes de último año, así como la movilización de especialistas de otras áreas o contratando a médicos para cubrir las bajas por contagios de sanitarios o gestionando con el Ministerio de Defensa la llegada de recursos militares, como dos ambulancias para el y transporte sanitario. En este sentido, el presidente destacaba el trabajo en red del sistema sanitario funcionando todos los hospitales como si fuesen una misma área de salud, lo que esta permitiendo estabilizar la situación y quitar presión a algunos centros asistenciales, entre los que citaba Soria y Segovia, que son los que más riesgo de colapso han tenido en las ultimas semanas. Al respecto, en el caso del Hospital soriano de Santa Bárbara, Fernández Mañueco recordaba que antes de la crisis sanitaria contaba con diez plazas en la UCI y que después se ha dotado al hospital para que pueda llegar a las veinticuatro plazas y, al igual que en las camas hospitalarias, que han sumado 84 más desde que la pandemia se ha instalado en nuestras vidas hasta un total de 219.

“Castilla y León está resistiendo y toda la Comunidad es una prioridad para la Junta”, insistía el presidente, mientras aprovechaba este momento para dar un toque de atención al alcalde de Soria, Carlos Martínez, aunque no le nombraba, por haber generado una alarma innecesaria en los últimos días en torno a la situación del hospital, y pedirle más lealtad.

Finalmente, destacaba también la “solidez, entereza serenidad y cohesion” del Gobierno de coalición que conforman PP y Ciudadanos ante esta crisis sanitaria “sin desfallecer ni un momento, hasta que podamos vernos libres de este virus tan dañino, compartiendo esfuerzos, dolor y distancia con todos los castellanos y leoneses”.