Apoyo a la prórroga de la cuarentena pero con medidas coordinadas con las autonomías

Fernández Mañueco exige a Sánchez mayor financiación para sufragar el incremento de gastos de sanidad y servicios sociales, y para el empleo

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante la videoconferencia que ha mantenido esta mañana con Sánchez y el resto de responsables autonómicos de España
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante la videoconferencia que ha mantenido esta mañana con Sánchez y el resto de responsables autonómicos de EspañaJcyl (nombre del dueño)

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se ha reunido esta mañana con el Jefe del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez, y el resto de responsables de la España autonómica, en la que ha sido la cuarta videoconferencia que han llevado a cabo desde que comenzara la pandemia. Un encuentro que Fernández Mañueco ha calificado como el más profundo de todos los realizados, puesto que se ha hablado más aspectos que tienen que ver con la planificación y la actuación conjunta y menos discursos territoriales.

El presidente comparecía sobre las dos y media de la tarde para dar cuenta de esta reunión a la prensa y responder sus preguntas, donde mostraba su apoyo y el de Castilla y León a la prórroga del estado de alarma anunciado ayer por Sánchez, como mínimo hasta el 25 de abril, aunque echaba en cara a Sánchez que no haya informado a las Comunidades antes de tomar una decisión de este tipo. Además, Fernández Mañueco volvía a pedir nuevas medidas al Gobierno, y además coordinadas, en forma de financiación especialmente, para poder combatir a este virus y hacer frente a las consecuencias económicas que de esta crisis sanitaria se derivan. “Las Comunidades Autónomas son las que están resistiendo los embates del coronavirus y por ello necesitamos recursos para sufragar el incremento de gastos de sanidad y servicios sociales, y también para el empleo", aseguraba Fernández Mañueco, mientras afeaba a Sánchez que por un lado el Gobierno haya destinado 37,5 millones de euros a nuestra Comunidad para hacer frente a esta alerta sanitaria y, por otro, haya recortado a Castilla y León 80 millones de euros para las políticas activas de empleo. “Estamos a menos 47 millones de euros”, decía Fernández Mañueco, mientras urgía a Sánchez a garantizar todos los recursos a los que se había comprometido con las Comunidades Autónomas.

De la misma forma, volvía a reclamar al Gobierno que aplace impuestos a las pymes y autónomos o que reduzca o elimine la cuota de la seguridad social para estos últimos para dar liquidez a este sector, y recordaba que el aplazamiento de tributos establecido en la Comunidad, para lo que se han destinado 42 millones de euros, ha beneficiado ya a más de 200.000 contribuyentes. Igualmente, recordaba los cien millones en líneas de liquidez y crédito para empresas y autónomos, ya con ayudas aprobadas por 21,8 millones para 331 empresas, así como otros 112 millones en ayudas a la innovación y a la competitividad de empresas. Unas medidas que se suman a las ya aprobadas anteriormente por este Ejecutivo, como las destinadas a extender la tarifa plana, con 60 euros durante 6 meses; las ayudas para retomar la actividad, con el 40% de la cuota, durante los 3 primeros meses, ayudas de hasta 10.000 euros para iniciar otra actividad; y una ayuda del 80 por ciento del Iprem a los que tienen que cesar su actividad y no tienen prestaciones. Y también medidas para los trabajadores afectados, como los las ayudas a despedidos que no tienen prestación ni subsidio, de 430 euros al mes, hasta 6 meses; las ayudas por reducción de jornada o excedencia; las ayudas para incentivar la contratación indefinida de los que pierdan su trabajo, con 10.000 euros; ayudas para completar los ingresos de afectados por expedientes de regulación de empleo temporal (ERTEs), de entre 210 y 300 euros al mes. “Con todas estas medidas estamos consiguiendo parar el primer golpe de esta crisis sanitaria pero necesitaremos más recursos y fondos adicionales para el futuro”, apuntaba el presidente, quien pedía también a Sánchez que confíe en las Comunidades Autónomas y que en los criterios que se están siguiendo para el reparto de los recursos se prime sobre todo el número de contagios y de personas que se están atendiendo.