La Diputación de Soria pagará la cuota de la Seguridad Social de los autónomos de la capital y provincia

Destinará 18 millones de euros para reactivar la economía y ayudar a los sorianos más vulnerables

Crisis del coronavirus en Soria. La propietaria de una tienda atiende a sus clientes en la puerta
Crisis del coronavirus en Soria. La propietaria de una tienda atiende a sus clientes en la puertaConcha Ortega (nombre del dueño)Ical

La Diputación de Soria habilitará una partida de cinco millones de euros para hacer frente al pago de la cuota mínima de la Seguridad Social de los autónomos de la capital y provincia de la mitad de marzo, abril y mayo, afectados por el “cierre forzoso” impuesto por el Estado de Alarma.

Los beneficiarios de esta convocatoria serán todos aquellos pequeños y medianos empresarios que han tenido que echar el cierre “al considerarse su actividad no esencial”, según destacó el presidente de la insitución provincial, Benito Serrano, quien recalcó que se incluye a los empresarios de la capital al objeto de “no dejar a nadie atrás y salir todos juntos de la crisis económica”.

“La interrupción forzosa de la actividad va a traer graves consecuencias para el empleo y la cohesión social. A los autónomos, el cese de su actividad les ha supuesto la imposibilidad de generar ingresos con los que hacer frente a los gastos y, por ello, se deben poner medidas para que los negocios no cierren”, justificó, para puntualizar que si el Estado de Alarma se prolonga más allá de mayo se continuará sufragando el pago de la cuota de los autónomos de Soria.

Al menos 18 millones para levantar la provincia

En total la institución provincial destinará 18 millones de euros al Plan de Contingencia de la Provincia de Soria para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia.

Asimismo, en una segunda etapa, la Diputación prevé prestar otra ayuda de un millón de euros a aquellos autónomos que hayan mantenido abierto su negocio pero que sus ingresos se hayan visto mermados por debajo del 75 por ciento.

La segunda línea de ayudas pasa por el apoyo financiero a circulante, una medida a la que se destinará medio millón de euros. En concreto se beneficiarán las empresas con menos de 50 trabajadores, que suscriban nuevos créditos o renueven otros que ya tenían para atender necesidades de financiación desde el 17 de marzo. “Esta cantidad posibilitará poner en circulación más de 25 millones de euros”, aseguró.

Otra de las líneas en materia económica pasa por el pago de hipotecas y alquileres de las pymes hasta que dure el Estado de Alarma. En concreto la institución provincial sufragará hasta el 40 por ciento, máximo que permite la le.

También habilitará otras ayudas para proponer un Plan de Empleo para municipios de menos de 20.000 habitantes, que complementará al de la Junta y al que se destinará tres millones de euros. Los trabajadores beneficiarios deberán ser contratados, al menos, seis meses.

Asimismo, la Diputación ofrecerá un Plan de Empleo para la capital, al que destinará, por primera vez, un millón de euros. Gracias a esta aportación se prevé poder contratar a 800 desempleados de la provincia.

Por otro lado, el mandatario provincial significó que el presupuesto mantendrá partidas que ya estaban contempladas como el refuerzo de las las brigadas forestales para la limpieza de los pueblos (600.000 euros) o las subvenciones al sector de la resina (130.000 euros).