Coronavirus

Más de mil fallecidos ya por coronavirus o con síntomas en las residencias

Familia e Igualdad moviliza todos los recursos , incluso enfermeros y auxiliares de otras consejerías, para atender a los usuarios de estos centros

La consejera de familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, comparece para dar cuenta de la situación del coronavirus en la lucha contra la violencia de género
La consejera de familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, comparece para dar cuenta de la situación del coronavirus en la lucha contra la violencia de géneroLa Razón (nombre del dueño)

Las personas mayores, dependientes o con alguna discapacidad que viven en residencias públicas y privadas siguen siendo la principal preocupación para el Gobierno de esta Comunidad ante una pandemia que se sigue cebando con los residentes de estos centros, que ya supera el millar de muertes entre los confirmados por este virus (409) como los que presentaban algún síntoma compatible con la enfermedad (636). Un total de 1.045 víctimas mortales desde que el Covid-10 irrumpiera en nuestras vidas, 32 en las últimas 24 horas, lo que supone más de la mitad de los fallecidos en los hospitales que han sido 63, que sigue sin dar tregua. Aunque si se quiere ver el vaso medio lleno en lugar de medio vacío, se puede decir también y sin faltar a la verdad, que el ritmo de muertos en las residencias registrado el último día está siendo menor cada día pese al ligero repunte de hoy, lo que invita a la esperanza, según destacaba este mediodía la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, durante su comparecencia para dar cuenta de la evolución del virus en este colectivo.

Así, del lunes al martes pasado se produjeron 126 muertes más, del martes al miércoles 116, del jueves al viernes 88, del viernes al sábado 81 y del sábado al domingo también 81. Los 90 nuevos casos de entre ayer y hoy rompen esta tendencia aunque la consejera lo achaca a que alguna residencia no ha grabado sus datos en fin de semana. En estos momentos, se han registrado fallecimientos en 73 residencias de las 1.214 existentes a lo largo y ancho de la Comunidad entre públicas y privadas, de los que 49 han tenido más de cinco fallecidos y en otras 53 han registrado un solo caso.

Segovia es la provincia que acumula más residentes fallecidos, con 226 (de los que 85 eran confirmados de Covid-19 y el resto, con síntomas); seguida de Salamanca (176, de los que 83 eran positivos de coronavirus); León (167, de los 53 eran confirmados).

datos coronavirus en residencias lunes 6 de aril
datos coronavirus en residencias lunes 6 de arilLa Razón (nombre del dueño)

Asimismo durante el último día se han registrado 120 casos nuevos confirmados de usuarios contagiados en alguno de los 1.214 centros, entre residencias o viviendas tuteladas de la Comunidad, lo que supone el 2,4 por ciento de los 46.169 usuarios que existen en la Comunidad. Además, los aislados con síntomas compatibles suman ya 2.717 -84 más que hace 24 horas- y en aislamiento preventivo sin síntomas se encuentran 4.937 personas mayores,138 más que ayer.

Las residencias públicas, las más afectadas

Isabel Blanco reconocía durante su intervención que las residencias públicas son las que acumulna un mayor número de fallecimientos, sobre todo porque son las de mayor tamaño y por ello cuentan con más plazas, pero también por el perfil de los usuarios que en ellas se encuentran viviendo, personas de edad más avanzada, dependientes o grandes dependientes en muchos de los casos, con más patologías y un gran deterioro físico. En cuanto a las intervenciones de residencias por parte de la Junta, se mantienen las tres de la semana pasada (Valle del Cuco en Adrada de Haza, en Burgos; El Roble, de Caboalles de Abajo, en León; y Caracillo, en Ciudad Rodrigo, en Salamanca.

Por otra parte, la consejera recordaba que desde que comenzara la pandemia se han distribuido 590.000 guantes y 361.000 mascarillas entre las residencias de la Comunidad que solicitaron este material, y destacaba el refuerzo que se está haciendo a estos centros que carecen de personal por bajas de empleados que han dado positivo, ya sea contratando desde las bolsas de Empleo existentes “que se han agotado”, como movilizando a los empleados de los centros de día y de estancias diurnas e incluso a enfermeros y personal auxiliar de otras Consejerías e incluso con voluntarios de Cruz Roja que se han ofrecido para echar una mano y atender de las personas mayores y dependientes de estos centros.