Denunciadas seis personas en Valladolid por hacer una “mudanza” en plena cuarentena

La Guardia Civil detiene también a dos individuos en Medina de Rioseco por saltarse un control con un vehículo que habían robado y dar positivo en drogas

Control policial realizado este fin de semana en Valladolid en el puente del Poniente
Control policial realizado este fin de semana en Valladolid en el puente del PonienteLa Razón

Pese al Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la nación, todavía hay ciudadanos que han decidido hacer caso omiso a tales indicaciones, y salen a la calle, como si tal cosa. Eso sí, las cifras de denuncias y detenciones va cayendo con el paso de los días. En este primer fin de semana de abril, la Policía Municipal de Valladolid impuso 113 denuncias, 96 a peatones y 17 a conductores y entre las conductas anómalas figuran las seis actas abiertas por la patrulla municipal que recorría la calle Los Moros por una “mudanza” a las 16.50 del pasado domingo.

A lo largo de estos últimos días se han multado a los dueños de cuatro perros por pasear lejos de su domicilio en distintos puntos de la ciudad: Paseo Bolaños, calle Tórtola, calle Villabáñez y la Avenida de Salamanca.

Se trata de la cifra más baja desde que se decretó el estado de alarma el pasado 15 de marzo y lejos de las 182 denuncias del fin de semana anterior y, aún más, de las 234 impuestas los días 21 y 22 de marzo .

Según el concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, Antonio Otero, dichos datos demuestran que las medidas de confinamiento son efectivas, al tiempo que considera necesario mantener todas las acciones de control para evitar el contagio por el coronavirus: “Los sacrificios van dando resultados, pero aún debemos seguir un poco más para lograr el objetivo”.

Persecución en Medina de Rioseco

Por otra parte, la Guardia Civil de Valladolid ha detenido a los dos ocupantes de un vehículo que intentaron evadir un control de verificación del confinamiento de la población en la carretera N-601, en Medina de Rioseco (Valladolid). Los agentes comprobaron que el coche había sido sustraído y que el conductor carecía de permiso de conducir, dando positivo, posteriormente, en las pruebas de detención de drogas.

Una actuación que se desarrolló esta pasada madrugada cuando los agentes, que estaban llevando a cabo un control de prevención para la verificación del confinamiento detectaban la llegada de un vehículo, que hacía caso omiso a las señales de detención, y emprendiendo la huida a gran velocidad.

Seguidamente empezó una persecución, en la que se lograba detener el coche en Tamariz de Campos, y se identificaba a los dos ocupantes, dos vecinos de Villamuriel de Cerrato (Palencia), hombre y mujer de 34 y 39 años, respectivamente.

Además, los agentes comprobaban que el vehículo había sido sustraído unas horas antes, que el conductor carecía de permiso de conducción y daba positivo en la prueba de detención de drogas.