El Hospital de Soria traslada pacientes a Logroño para evitar el colapso

El centro sanitario elegido corresponde a criterios de cercanía y espacio

SITUACIÓN EN SORIA
Una ambulancia en las inmediaciones del Hospital Santa Bárbara de la capital sorianaWifredo GarcíaEFE

La Gerencia de Salud de Soria ha decidido el traslado de algún paciente ingresado en la UCI del Hospital Santa Bárbara al complejo asistencial de Logroño por cercanía y espacio, afirmó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ya que actualmente solo tiene ocupadas 33 de las 45 camas disponibles.

En su comparecencia diaria para informar de la evolución del Covid-19 en Castilla y León, Casado confirmó que se trata de una decisión del gerente de Soria por la relación con su homólogo riojano y porque el hospital de Logroño dispone de espacio.

La consejera explicó que las unidades de cuidados intensivos son las que arrastran “más sufrimiento” dado que los pacientes permanecen en esos espacios entre dos y tres semanas y también los profesionales necesitan “un alivio y descanso”.

Pese a la extensión de la UCI de Soria, igual que en el resto de hospitales, Casado precisó que cinco pacientes críticos sorianos fueron trasladados al Río Hortega de Valladolid y uno o dos pueden ir a Logroño.

Tiempo de colaboración

Por otro lado, la consejera respaldó y compartió la percepción comunicada a través de una carta por el jefe del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Complejo Hospitalario de Soria, el doctor Justo Aldea Martínez, en cuyo escrito pidió a los políticos que aporten “soluciones reales” a la situación “crítica”.

También, recomendó evitar “la sobrexposición mediática” que estima que solo consigue “crear malestar y desmotivación” entre los profesionales sanitarios, además de “alarma e inseguridad” en la población, a pesar de que no duda de su “buena voluntad”, a la vez que defendió que fue la alarma de los profesionales lo que hizo tomar medidas en el Hospital de Soria.

“Totalmente de acuerdo, es el momento de los técnicos, de escuchar a los profesionales, no es el momento de la política, y menos de esa política; es el momento de remar todos en la misma dirección”, argumentó Casado, que agradeció la carta de Aldea Martínez y reconoció que ellos dieron la alarma de la situación en el Hospital de Soria, que vivió momentos complicados la pasada semana, aunque ahora está “contenida”.