Tercer médico de familia que cae víctima del coronavirus en Castilla y León

Se trata de Luis Fernando Mateos, coordinador del centro de salud de la localidad salmantina de Linares de Riofrío

Aplauso al trabajo de los sanitarios tras un parón en una de sus duras jornadas
Aplauso al trabajo de los sanitarios tras un parón en una de sus duras jornadasCésar Sánchez (nombre del dueño)Ical

Tras varias semanas ingresado y luchando por sobrevivir, el coordinador del centro de salud de la localidad salmantina de Linares de Riofrío, de 64 años y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, ha fallecido por coronavirus y se ha convertido en el tercer médico de familia que deja este mundo por esta letal enfermedad, que ya se ha llevado por delante la vida de más de un millar de personas en la Comunidad. Se da la circunstancia de que, además, es el segundo sanitario que muere en la provincia salmantina, la más afectada de la Región en cuanto a contagios por covid-19.

La primera víctima se producía el pasado 24 de marzo y era Isabel Muñoz, médico de Atención Primaria de 59 años que ejercía su función en el centro de salud del municipio salmantino de La Fuente de San Esteban, una persona que se aisló de forma voluntaria en su domicilio para no infectar a nadie y allí pereció. Un persona muy querida y respetada en esa localidad, que sigue llorando su muerte. Mientras que la segunda víctima se registraba hace cinco días en la provincia de León. Se trataba de Antonio Gutiérrez, de 67 años, y al igual que la tercera víctima, era también coordinador médico de un centro de salud, concretamente de la población leonesa de Eras de Renueva.

Si bien, la cifra total de sanitarios fallecidos en Castilla y León se eleva a siete si se contabiliza a cuatro médicos más que estaban jubilados y han perdido la vida también por este virus. Se trata del leonés José Luis Hrnández, de los abulenses Ángel Valverde Hernández y Eliecer Martina López Muñoyerro y del seggoviano Salustiano Orejas.

Malestar con el ministro Illa por la situación de los MIR

Se da la circunstancia de que este marte el Colegio Oficial de Médicos de Salamanca había mostrado su profundo malestar con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante las últimas disposiciones normativas del Ministerio de Sanidad de no prorrogar a los médicos residentes de último año con contratos de especialista. Los profesionales salmantinos consideran que ante la pero crisis sanitaria en cien años no se puede permitir el lujo de menospreciar a una generación de jóvenes médicos, con una formación excelente y un compromiso a prueba de cualquier pandemia, como están demostrando en primera línea de asistencia durante esta crisis. Y aunque el Colegio es consciente de la situación sanitaria excepcional que requiere de medidas excepcionales también reclaman a las autoridades competentes que concedan a los médicos y médicas residentes de último año el tratamiento profesional y laboral que les corresponde en las circunstancias actuales en las que ejercen como especialistas.