Red Incola y Atalaya Intercultural reciben 8.000 euros de Alimerka para apoyar a familias migrantes

Los fondos se destinan a “Creciendo juntas”, un programa que ambas entidades desarrollan en Castilla y León

Desde Red Incola se sigue trabajando en estos días en apoyar a las familias de migrantes ubicadas en Valladolid
Desde Red Incola se sigue trabajando en estos días en apoyar a las familias de migrantes ubicadas en ValladolidLa Razón

La Fundación Red Incola de Valladolid y la Asociación Atalaya Intercultural de Burgos acaba de recibir 8.000 euros de la Fundación Alimerka con el fin de destinarlos al apoyo socioeducativo a familias migrantes en ambas provincias. Se trata de ayudar a familias que llegan con sus proyectos de vidas rotos a través de refuerzo escolar, banco de alimentos, clases de español y bolsa y formación para el empleo.

La ayuda irá destinada al programa “Creciendo juntas” cuyo objetivo es promover la igualdad de oportunidades de familias migrantes en el ámbito educativo, apoyar tanto a los menores como a sus familias para reforzar sus competencias, las relaciones familiares, cubrir sus necesidades básicas y generar habilidades personales que favorezcan su inclusión social.

Actualmente, a pesar de la cuarentena social dictada para luchar contra el covid-19, el equipo de Red Incola así como el de Atalaya Intercultural, continúan prestando ese apoyo sirviéndose de llamadas telefónicas, video-llamadas y realizando apoyo emocional. Y también están creando recursos tanto de información de medidas relacionadas con la prevención y el estado de alarma, como educativos para enviar a las familias. Este pasado lunes comenzó el campamento de Semana Santa, online, que incluye un taller de cocina para los más pequeños.

El director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco, explicaba la importancia de colaborar con este tipo de entidades “para que se logre la integración socioeducativa de las personas migrantes y refugiadas que llegan a nuestro país con un proyecto de vida roto y que se encuentran en situaciones muy complejas”.

Es la primera vez que la Fundación Alimerka colabora con la Fundación Red Incola mientras que la relación con Atalaya Intercultural tiene una trayectoria de varios años mediante el apoyo al proyecto socioeducativo y a través del programa de donación de excedentes alimentarios

“Por suerte las familias que atendemos tienen el acceso a teléfonos con datos, aunque después de dos semanas de aislamiento, algunas familias han perdido sus trabajos, no sabemos si podrán mantenerlo, y tampoco sabemos qué límite tienen esos datos de tarifas baratas que habitualmente sólo se usan para tener redes sociales. Lo importante en estos momentos es no perder la comunicación. Hemos creado listas de difusión de WhatsApp para enviar a las familias recursos y orientaciones para trabajar con sus hijos”, señala a través de un comunicado.