Igea: “No es razonable que 100.000 ó 200.000 personas vuelvan a trabajar el lunes sin medidas de protección adecuadas”

El vicepresidente de la Junta indica que “no es el momento para la desescalada” y que en su momento deberá hacerse por segmentación territorial

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea

Mensaje claro y contundente de la Junta de Castilla y León. “No es el momento para la desescalada”. Así lo indicaba el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior del Consejo de Gobierno. En este sentido, ha señalado que “no es razonable que 100.000 ó 200.000 personas vuelvan a trabajar este lunes sin las medidas de protección adecuadas”. En este sentido ha mostrado su preocupación por la población mayor de 50 años, que es la que acumula el 85 por ciento de los casos de contagios por coronavirus.

Tanto Igea como la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han indicado que es pronto aún para hablar del fin del confinamiento, cuando sigue creciendo el número de casos, y han avisado que podría producirse un nuevo rebrote a los diez o quince días, y que pillaría “exhausto” al sistema sanitario de la Comunidad. Es por ello que Igea ha pedido que se convoque de manera inminente el comité de expertos, donde desde Castilla y León se van a llevar varias propuestas.

Entre ellas se encuentran la capacidad para contar con más test masivos y conocer de esta manera quienes han pasado y quienes están inmunizados. También que la desescalada debe hacerse de una manera territorial, por municipios, provincias y siendo las propias comunidades autónomas las que establezcan estas salidas.

Además, Igea también ha apostado por mayores y estrictos controles de carretera y de medios de transporte, para no “ver escenas como las vistas en los últimos días en Madrid”. También ve necesario “hacer acopio de material para ocho semanas ya que no podemos tener un rebrote epidémido y no tener material suficiente”.

En este sentido ha insistido Igea en que no se debe relajar el confinamiento hasta pasada una semana sin casos nuevos, y a partir de ahí ir reevaluando todas las medidas cada siete días, y todas ellas progresivas.

También se ha mostrado partidario el vicepresidente de la Junta en no reanudar las clases lectivas hasta pasadas dos semanas sin casos nuevos. “No es admisible reanudar la actividad hasta que no tengamos las medidas de seguridad suficientes y necesarias”, ha finalizado.