La solidaridad de la Guardia Civil traspasa fronteras

Lleva medicamentos a zamoranos confinados en Portugal

Que la Guardia Civil es uno de los cuerpos más queridos por los españoles ya es sabido. Pero es que estos días de Estado de Alarma se está multiplicando ese sentimiento de cariño por las innumerables iniciativas solidarias que están llevando a cabo. La última es la que está desarrollando Agentes de Zamora, con la colaboración de la Guardia Nacional Republicana (GNR) de Portugal y Cruz Roja, al llevar medicamentos a zamoranos que están confinados en Portugal.

Además esta iniciativa también ha posibilitado llevar a una residencia de personas mayores portuguesa material preventivo donado por una farmacia de la localidad zamorana de Fermoselle. Para hacer estas entregas, los cuerpos de seguridad español y portugués han establecido un dispositivo de entrega a través del paso fronterizo, ahora cerrado, que comunica Fermoselle con la localidad portuguesa de Bemposta.

La actuación ha permitido que recibieran su medicación dos vecinos de Fermoselle que se encontraban en Bemposta cuando se produjo el cierre de la frontera y a otra persona más que había contactado con Cruz Roja porque su situación era similar.

Fermoselle dista 16 kilómetros de Bemposta por carretera pero al estar habilitado en la provincia de Zmaora únicamente el paso a través de la carretera Nacional 122 en San Martín del Pedroso para recorrer la distancia entre los dos pueblos hay que dar un rodeo de casi 200 kilómetros.

La operación se ha establecido tras contactar Cruz Roja con la Guardia Civil tras haber contactado con la organización humanitaria una persona que pedía ayuda para poder hacerse con su medicación habitual. Esta persona se había quedado confinada en el país vecino cuando se activó el cierre de las fronteras entre España y Portugal y comenzaron las restricciones de tránsito transfronterizo.

A raíz de este caso, los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de otras dos personas residentes en Fermoselle que se encontraban en la misma situación, todos ellos ubicados temporalmente en segundas residencias en Bemposta.Los afectados carecían de medios para desplazarse, por lo que la Guardia Civil y el GNR acordaron un encuentro en el paso fronterizo de Fermoselle-Bemposata para realizar la entrega de los medicamentos.

Las medicinas las recogieron integrantes del GNR que posteriormente se las llevaron a su domicilio a las personas a las que iban destinadas.Además, se aprovechó la entrega en la frontera para hacer llegar al GNR material donado por la farmacia de Fermoselle que tenía como destino la residencia de mayores de Bemposta