El campo, más prioritario aún

La Junta pagará los intereses de la prórroga de los préstamos solicitados por los agricultores en 2017 por la sequía

Carnero se reúne con las opas
Carnero se reúne con las opasjcyl (nombre del dueño)

El Gobierno autonómico reafirma su compromiso con el campo y los profesionales agrarios, y especialmente ahora con la actual crisis sanitaria y la importancia que este sector está teniendo para mantener al país con vida. Y este es el principal mensaje que el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, trasladaba este lunes a los líderes de las organizaciones agrarias de la Comunidad así como a los representantes agroindustriales de Vitartis durante los dos encuentros telemáticos que mantenía con todos ellos para analizar la situación actual por el coronavirus y darles a conocer algunas cuestiones o peticiones de la Junta al Gobierno de España realizadas en los últimos días.

En primer lugar, Carnero informaba a las organizaciones profesionales del campo que esta misma mañana ha enviado una carta al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, solicitando, de nuevo, la reducción exacta de los índices de rendimiento neto, aplicables en el IRPF de 2019, para las actividades agrícolas y ganaderas implicadas en las diferentes provincias afectadas. Una petición de reducción en los módulos que según recordaba el consejero ya se hizo del mismo modo ante la sequía de 2017 que acució al país. En esta ocasión, a principios de marzo, la Consejería remitió las evidencias de los efectos de la sequía en Castilla y León. Sin embargo, la Orden HAC 329/2020, publicada el jueves 9 de abril, no ha contemplado determinados aprovechamientos. Por ello, la Consejería ha reclamado hoy mismo, 13 de abril, que se reduzcan en mayor medida los siguientes módulos:

En Palencia: los cultivos hortícolas a 0,13

En Salamanca: los cultivos hortícolas a 0,13, y la colza a 0,13

En Segovia: los cultivos hortícolas a 0,13, y los frutales a 0,19

En Soria: los forrajes a 0,06 y los cultivos hortícolas a 0,02

En Valladolid: cereales a 0,13 y cultivos hortícolas a 0,15

En Zamora: cereales a 0,13, leguminosas a 0,13, colza a 0,16 y forrajes a 0,26

Asimismo, Carnero recordaba en este encuentro la situación social y económica derivada de la “importante” sequía que afectó a amplias zonas del país y de Castilla y León la campaña pasada y destacaba algunas medidas puestas en marcha por su departamento para paliar los efectos de la misma ante la falta de colaboración por parte del Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez. Entre ellas, las ayudas directas para el suministro de agua a la ganadería extensiva por valor de 4,5 millones de euros que beneficiaron a 1.723 ganaderos de extensivo de la Comunidad. Además, se implementó una línea de préstamos preferenciales, pagando la Junta de Castilla y León los intereses de los mismos. En total se han reconocido 9.950 préstamos por un importe máximo de 398 millones de euros. Esto supondrá una aportación de la Administración autonómica en los próximos cinco años de 21 millones de euros.

Sobre estos préstamos, las organizaciones profesionales agrarias han solicitado hoy mismo al consejero de Agricultura, a través de la reunión telemática, que la Consejería cubra los intereses de aquellos préstamos que se prorroguen un año más con las entidades financieras, por motivo de la situación del COVID-19, ya que no se financian por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Una petición que el Consejero ha aceptado, y que supone un nuevo compromiso con el sector.

En cuanto al sector del ovino, una de las preocupaciones del campo en estos momentos el consejero ha explicado a las Opas que agradeció la iniciativa del Ministerio con el proyecto de Real Decreto de ayudas para los ganaderos de ovino y caprino, pero que la Junta espera que puedan contribuir a mejorarlo, teniendo en cuenta que una de las pretensiones es que se aumente el número de animales subvencionables de 70 a 130 y se amplíe el plazo de sacrificios a un mes más desde la finalización del estado de alarma.

Asimismo, Carnero les ha recordado que es “totalmente necesario” que, además de esta ayuda, se aprueben por la Comisión Europea las ayudas al almacenamiento privado de carne de ovino y caprino ligero (lechazos y cabritos), en este caso destinada a los industriales que operan con la carne. “De no ser así, dice- entendería que los sacrificios van a disminuir cuantiosamente y eso supondría una importante bajada de precios a los productores”. De ahí, insiste el consejero de la necesidad de insistir a Europa en el establecimiento inmediato de dichas ayudas.

Respecto al cochinillo, la Junta también solicitó la semana pasada al Ministerio la necesidad de que se introduzca en el Real Decreto que establece ayudas a la salida de lechazos y cabritos que las mismas se extiendan a los productores de cochinillo, solicitando al mismo tiempo a la Comisión Europea la ayuda al almacenamiento privado para este producto.

Reunión de Jesús Julio Carnero con Vitartis
Reunión de Jesús Julio Carnero con Vitartisjcyl (nombre del dueño)

Sacrificio de la industria agraria

Y, segundo término, sobre el encuentro telemático, que Jesús Julio Carnero también ha mantenido con los representantes de Vitartis, en él se ha puesto de manifiesto la normalidad en el ámbito profesional del sector y el excelente compromiso con el que se están mostrando todos los sectores productivos. Carnero destacaba que no se están detectando problemas en cuanto a la seguridad de los trabajadores de las empresas y tampoco en cuanto al abastecimiento de materias primas hacia los canales de la distribución. El consejero trasladaba a la agroindustria que desde la Consejería insistirá en seguir demandando mayor número de test rápidos y equipos de protección individual por el bien de los propios empleados y por el bien común de toda la sociedad.

Finalmente, el consejero agradecía de nuevo el “enorme sobresfuerzo y sacrificio” que se está haciendo por parte de todo el sector agroindustrial, porque gracias a ello no se está generando un conflicto social por la posible falta de suministro de alimentos hacia los ciudadanos.