Nuevas ayudas a los viticultores para reducir el impacto de la pandemia en el cultivo de la vid

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural publica la orden con subvenciones para los que quieran plantar viñedos con prioridad para jóvenes y mujeres

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero,  recoge uva en los viñedos de la bodega Monteabellón, en Roa de Duero
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, recoge uva en los viñedos de la bodega Monteabellón, en Roa de Duero

Debido a la excepcionalidad del momento debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural está trabajando a marchas forzadas para dar soluciones a los agricultores y ganaderos, cada uno en su sector, para intentar reducir al máximo las pérdidas que esta pandemia pueda ocasionar al campo en su conjunto.

En esta ocasión, el departamento que dirige Jesús Julio Carnero se dirige al mundo del vino, un sector que cuenta con 650 bodegas y 19.000 trabajadores, de los cuales 15.000 son viticultores. Una actividad agraria importante por tanto que el cultivo de la vid alcanza además una superficie cercana a las 80.000 hectáreas en Castilla y León, de las cuales el 86 por ciento se encuentran amparadas bajo figuras de calidad.

Por ello, la Consejería ha publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la orden que convoca la ayuda a las solicitudes de reestructuración y reconversión de viñedos en la Comunidad de Castilla y León en las campañas vitícolas 2020/2021 y 2021/2022 que, entre otras cuestiones, permitirá a los viticultores llevar a cabo reimplantaciones, reconversión varietal y la mejora de las técnicas de gestión de viñedos en aquellos viñedos plantados con anterioridad a 1 de agosto de 2018.

Los agricultores que deseen plantar viñedo y optar a estas subvenciones tienen dos formas de hacerlo: la primera, con la conversión de los derechos vigentes hasta 31 de diciembre de 2020 en autorizaciones de plantación; y, la segunda, arrancando viñedo viejo propio para así obtener la autorización de replantación para el nuevo viñedo.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es consciente de la profesionalidad de sus viticultores y, por las causas propias de esta situación excepcional, podrán aplazar sus labores, sin ocasionarles ninguna incidencia económica ni penalización posterior en la tramitación de sus expedientes. En este sentido, las plantaciones de viñedo que deberían llevarse a cabo durante el año 2020 podrán realizarse durante el 2021 sin dar lugar a penalización en las subvenciones.

Además, en esta convocatoria se incluye algunas novedades respecto a anteriores órdenes con el objetivo de poder atraer más fondos europeos. Así, entre ellas se encuentra la posibilidad de subvencionar los trabajos realizados por el propio viticultor en las acciones de arranque, plantación, puesta de la protección individual contra conejos y los trabajos para instalar la espaldera y para la transformación de vaso a espaldera y la reconversión varietal. Igualmente, se permite la renuncia a la ayuda dentro del mes siguiente a la notificación de la resolución aprobatoria de la ayuda

Por otro lado, se mantiene respecto a otras convocatorias que las solicitudes presentadas por viticultores que no cumplan más de 40 años y las presentadas por explotaciones agrarias de titularidad compartida tengan prioridad respecto a las demás, al igual que aquellas otras peticiones que promuevan la participación de la mujer en la actividad económica de las zonas rurales, las explotaciones que trabajen bajo el modelo de producción ecológica y las que fomenten el desarrollo de la actividad económica bajo las diferentes fórmulas asociativas.

Agilidad administrativa

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural sigue facilitando las tramitaciones en la inscripción en el Registro Vitícola a la Sección Vitícola del Registro de Explotaciones de Castilla y León (Reacyl) y reduciendo los plazos en la resolución de los expedientes de replantación de viñedo y conversión de los derechos. Respecto a las ayudas, se mantiene y mejora la solicitud conjunta de autorización de plantación y de la ayuda correspondiente a la restructuración y reconversión de viñedo de esta convocatoria 2020, con el fin de facilitar las tareas administrativas que han de desarrollar los viticultores. Además, cada viticultor realizará toda la gestión administrativa que concierne al expediente de ayuda de forma telemática, incluyendo las notificaciones electrónicas de las resoluciones de aprobación y de pago que se realicen desde la Administración.

En la actualidad, el cultivo de la vid en Castilla y León alcanza una superficie cercana a las 80.000 hectáreas, de las cuales el 86 por ciento se encuentran amparadas bajo figuras de calidad. Este sector cuenta con 650 bodegas y 19.000 trabajadores, de los cuales 15.000 son viticultores.