A la cárcel por saltarse el confinamiento en cuatro ocasiones en Salamanca

Además, sorprenden en el Real Sitio de San Ildefonso a una mujer que viajaba en un maletero

Agentes policiales detectaron al infractor en un control en Salamanca
Agentes policiales detectaron al infractor en un control en SalamancaDavid Arranz www.davidarranz.com

Parece que lo del Estado de Alarma y permanecer confinados en casa no va con ciertas personas en la Comunidad. En el día de ayer se conocía que el Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca condenaba a un joven de 30 años a cuatro meses de prisión por un delito de desobediencia grave a la autoridad, tras ser sorprendido hasta en cuatro ocasiones, en localidades de las provincias de Cáceres y Salamanca, saltándose el confinamiento decretado por el Estado de Alarma.

El condenado, que ya lo había sido por otras siete sentencias desde el año 2011 por delitos de lesiones, robo con fuerza en las cosas y conducir sin permiso para ello, fue sorprendido hasta en tres ocasiones, entre el 18 de marzo y el 11 de abril, saltándose el confinamiento en las localidades de Hervás (Cáceres), Guijuelo y Béjar (Salamanca), a pesar de las advertencias realizadas por los agentes de Policía.

En la noche del pasado lunes el hombre volvía a ser sorprendido saltándose el confinamiento, en este caso en compañía de otras dos personas, con las que circulaba en un vehículo en el kilómetro 93 de la carretera SA-20, en el término municipal de la localidad salmantina de Carbajosa de la Sagrada. El hombre fue detenido y sometido a un juicio rápido en el que, de conformidad entre las partes, el juez decretó una pena de prisión de cuatro meses.

Por otra parte, la Guardia Civil de Segovia identificaba y denunciaba a dos personas por incumplir las restricciones del Estado de Alarma en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia). Una patrulla sospechaba que las explicaciones ofrecidas por el conductor de un vehículo no eran ciertas. El hombre, tras estacionar el coche, se dirigía a su supuesto domicilio, cuando los agentes se percataban de movimientos en el interior del automóvil y sorprendían a una mujer escondida en el maletero.

El conductor del vehículo acababa admitiendo que residía en otra localidad, y que intentaba engañar a los agentes para eludir la correspondiente sanción administrativa. Las dos personas han sido propuestas para sanción administrativa.