Una crisis sanitaria que consolidará la venta online en España

Así lo asegura a LA RAZÓN el director de Marketing de Vital Innova, Emiliano Pérez Ansaldi, quien también afirma que esta situación provocará que “la gente pierda el miedo a este tipo de comercio”

El coronavirus ha supuesto un gran revés para todos los sectores económicos y sociales de España. El desconocimiento sobre un virus que está matando a miles de personas provoca mucho miedo. Pero hay un sector que puede ver un poco la luz. Se trata de la venta online, que al tener a la ciudadanía confinada en casa está viendo como la gente se decanta por este tipo de comercio. Así lo asegura a LA RAZÓN uno de los mayores expertos en ecommerce -comercio electrónico- de nuestro país, el director de Marketing de la empresa vallisoletana Vital Innova, Emiliano Pérez Ansaldi.

Teletrabajando desde su casa señala que este mal en forma de pandemia debe servir, “esperemos, para laconsolidación de la venta online, y para que nos pongamos en la línea de otros países europeos”. En este sentido, destaca que “tenemos la tecnología y gente super capacitada para hacerlo, lo único que hace falta es que las personas que están al mando de las empresas se den cuenta de que cuando pasan este tipo de cosas, la única vía de alimentación que les queda es apostar todo por la venta online”. Con esto Emiliano Pérez Ansaldi no quiere decir que se desechen otros canales, “sería imprudente”, pero sí que den la “importancia que tiene al comercio electrónico”.

Asimismo, considera que este tipo de venta va a “abrir nuevas oportunidades y consolidará otras", ya que “la gente le va a perder el miedo definitivamente a comprar online y esto puede hacer que también las inversiones en este tipo de comercio se estabilicen un poco y no sean solo cuestión del Black Friday y de la Navidad”.

El director de Marketing de Vital Innova también afirma que ante esta situación “a pesar de que somos una tierra muy tradicional, se está incorporando a este mercado mucho producto y nuevo público”, ya que “la gente está perdiendo el miedo para comprar online, se dan cuenta que no pasa nada por meter la tarjeta en Amazon o en otro

sitio”. “Lo que puede propiciar”, añade, sobre todo en el sector de la alimentación, “que cuando se supere esta situación, ya sea por inseguridad de ir a las tiendas, o por comodidad, porque tú haces la compra y pasas a recogerla a un parking, sin tocar a nadie y sin ver a nadie, la venta online aumentará”.

En este sentido, Emiliano Pérez Ansaldi recuerda que antes del Covid-19 el ecommerce en alimentación suponía entre el 5 y el 7 por ciento, mientras que ahora está en el 43 ó 45 por ciento, “lo que significa un salto bestial” y lo que va a propiciar en que las grandes empresas potencien este servicio. Aunque afirma que su logística es más complicada y que se pondrá algún tipo de “condicionantes, como una compra mínima”, porque no es lo “mismo preparar un carro de un supermercado que mandar unos zapatos en una caja”.

Además, cree a partir de este momento la gente se va a decantar mucho más por el teletrabajo, lo que va a propiciar “que al estar más en casa se incremente el gasto online, porque lo tenemos más a mano, no tenemos problemas de que un jefe nos mire si estamos comprando alguna cosa, y la gente, también, se va a acostumbrar a compra de más producto digital, de comprar entradas para la ópera, para visitas virtuales a museos, lo que va a mover muchísimo este mercado”.

“Yo creo que los hábitos de consumo online no van a ser como antes. Teníamos un retraso con respecto a otros países de Europa, no estamos mal, no éramos los peores, pero sí teníamos un retraso y a partir de este momento nos vamos a poner más en línea con países que nos llevan la delantera”, subraya.

Vital Innova

En cuanto a la situación que le ha provocado el coronavirus a Vital Innova, considerada en 2017 como una de las 20 mejores agencias de España en cuanto a optimización de publicidad, su director de Marketing dice que “por suerte tenemos la cartera bastante diversificada y salvo algunas acciones de publicidad grandes no nos ha afectado demasiado”.

Sobre cómo están viviendo la pandemia, Emiliano Pérez Ansaldi declara que “nos hemos planteado dos escenarios diferentes. El primero es que esto no va a volver a normalidad hasta finales de año, pero sí a una pseudo normalidad a primeros de junio, entonces con eso en mente, lo que estamos haciendo es armar un plan aprovechando la experiencia de todo lo que está pasando para que las empresas que no

se han volcado a la venta online se decidan de una vez por todas y vean que realmente si no se dedican o destinan suficientes recursos se van a quedar fuera de los canales de distribución”. “Es lo que ha pasado con el vino”, indica, “que al suspenderse el Canal Horeca las que no tenían una tienda online propia han tenido que salir corriendo a recurrir a los marketplaces”, con un futuro incierto porque son mercados, “mientras que los que tenían su tienda online propia ha aumentado las ventas entre un 120 y un 160 por ciento”.

El experto en ecommerce también señala que por otro lado están los productos que nadie pensaba que se iban a vender online y que están rompiendo el mercado, y pone como ejemplo una fábrica de puzzles de Alicante que está rompiendo récords y que no tiene entrega hasta dentro de una semana. Y por otro lado están productos más caros como puede ser una cinta de correr una bici estática “que se está vendiendo online, bien porque no podemos salir a comprarlo, porque está cerrada la tienda o bien por propia seguridad del cliente: como me lo pueden traer online, prefiero que me lo traigan a casa”.

Pérez Ansalid también explica que "después tenemos casos particulares que empieza a tocar parte de la Responsabilidad Social Corporativa, clientes que desearían poder hacer más cosas y tienen recursos para hacer más cosas, pero que están en un Expediente de Regulación de Empleo (ERTEs) y dicen que no se pueden salir a promocionar e invertir en publicidad cuando están metido en un ERTE.

Ante esta situación se muestra partidario de que “no es momento de hacer publicidad agresiva, sino de afianzar la marca de cada una de las empresas, pensar mucho mucho en el cliente que tengo fidelizado para que sepa que estás y de qué manera lo puedes ayudar. Nosotros estamos asegurando performance en páginas web para que no se caigan, actualizando planes, sacando campañas en marketplaces de un día para otro, realizando directos en Instagram para ofrecer gratis consultoría online a las empresas, que es lo que hoy toca eso, guardar la ropa y tratar de ver cómo se puede ayudar a los clientes que ya tenemos y después ver lo que sucederá e intentar que crezca un poco la cartera”.