Podemos propone un plan con 43 medidas y 2.540 millones de inversión para reconstruir la Comunidad

“Es el momento de las propuestas, de la unidad y de buscar el bien común”, asegura su líder, Pablo Fernández

El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, ofrece una rueda de prensa para abordar asuntos de actualidad
El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, ofrece una rueda de prensa para abordar asuntos de actualidadCarlos S. Campillo (nombre del dueño)Ical

Si hace dos semanas era el PSOE el que lanzaba su propuesta para reconstruir Castilla y León ante la crisis económica y social que se avecina derivada de la alerta sanitaria actual, que incluye una inversión de 3.000 millones de euros en medidas de todo tipo, ahora es Podemos quien ha elaborado un documento también para paliar las consecuencias que está provocando el Covid-19 en la Comunidad, con 43 medidas sociales que pone a las personas en el centro y especialmente a aquellas más vulnerables que carecen de ingresos y peor lo están pasando “para que nadie se quede atrás”, según destaca el secretario regional de la formación, Pablo Fernández.

El plan prevé una inversión de 2.540 millones de euros, medio millón menos que el de los socialistas, en el que los autónomos, las pequeñas y medianas empresas y el fortalecimiento de los servicios públicos son parte protagonista. “Esa crisis está demostrando que ha de ser un punto de inflexión para blindar los servicios públicos esenciales y acabar de una vez con los recortes y las privatizaciones que cuestan vidas”, asegura el dirigente de la formación morada, que ya ha trasladado este documento a la Junta de Castilla y León para que lo valore y lo estudie, y apela a la unidad de acción de la clase política para salir de esta. “Es el momento de las propuestas y de la unidad, de juntar fuerzas para superar esta crisis buscando el bien común”, apunta Fernández.

Autónomos, pymes y parados sin ingresos

Entre las medidas sociales dirigidas a los más vulnerables, Podemos apuesta por establecer criterios excepcionales de duración limitada (con un mínimo de seis meses de aplicación) para la extensión de la Renta Garantizada de Ciudadanía a personas y familias que hayan dejado de percibir ingresos durante la duración del estado de alarma; una línea de ayudas de pago de alquileres o suministros básicos durante los meses de marzo y abril susceptibles de ampliarse en caso de mayor necesidad además de aumentar a 30 millones la actual línea de Ayudas al alquiler de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente dotada con 15,3 millones.

En materia de economía y empleo, el documento elaborado por Podemos defiende que mientras dure el estado de alarma, haya ayudas destinadas al pago de la cuota de autónomos para quienes no puedan acogerse al cese de actividad y a las cotizaciones a la seguridad social de las personas empleadas en los casos en que no haya existido un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE).

También contempla subvenciones para nuevos autónomos que hayan emprendido en el último año y que pueden estar en mayor riesgo de falta de ingreso o para inversiones en curso iniciadas con anterioridad al 14 de marzo de este año que afecten a compra de herramientas, maquinaria, vehículos o materiales, entre otros.

Igualmente, la formación que lidera Pablo Fernández en la Comunidad plantea la creación de un Plan de Empleo nuevo extraordinario que promueva la contratación de personas que se hayan visto en situación de desempleo tras la crisis, que deberá ponerse en marcha en cuanto termine el estado de alarma y por tiempo indefinido que esté dotado al menos con 30 millones de euros con prioridad en sectores industriales, obras e I+D+i, además de una inversión de al menos 50 millones de euros para la reactivación del sector turístico de Castilla y León. También propone un plan para impulsar de nuevo al sector cultural y patrimonial con ayudas directas a trabajadores, reprogramación de eventos suspendidos o pago de alquileres de espacios culturales.

Para ayudar el comercio de proximidad, Podemos apuesta por que se ponga en marcha desde la administración autonómica y en colaboración con las Diputaciones Provinciales y entidades locales una iniciativa de Bonos para el Pequeño Comercio. Con una inversión inicial por parte de la Junta de Castilla y León de 20 millones de euros a complementar con el resto de administraciones y se establecerán unos bonos que beneficie a los consumidores y generen impacto positivo en el comercio de proximidad.

El documento incluye medidas también de carácter sanitario, educativo y social, especialmente de refuerzo de los servicios existentes y de movilización de recursos para hacer frente a esta pandemia y prevenir de cara al futuro, así como de otras dirigidas al campo y la industria agroalimentaria, que incluye campañas de promoción de lo nuestro y de ayudas a la comercialización de los productos por todos los canales existentes.