Cada vez menos contagios y más altas

Castilla y León suma 328 nuevos positivos, 62 menos que hace un día, y se han curado ya 5.360 personas durante la pandemia

rabajadores del sector sanitario a las afueras del hospital clínico de Valladolid durante el estado de alarma por el coronavirus.
rabajadores del sector sanitario a las afueras del hospital clínico de Valladolid durante el estado de alarma por el coronavirus.Wellington Dos Santos PereiraLa Razón

Castilla y León ha comenzado este domingo con 328 nuevos contagios confirmados, lo que suponen 62 menos que los que se contabilizaban 24 horas antes, y pone de manifiesto que el ritmo de crecimiento de infectados se sigue reduciendo cada día un poco más, ya que este es ya del 2,1 por ciento. Un dato alentador que hace ver que la luz al final del túnel está cada vez más cerca. Estos nuevos casos elevan la cifra total de positivos desde que comenzara la pandemia a 15.621, según los datos facilitados por el Gobierno autonomico.

El mayor número de nuevos infectados se ha dado en la provincia de León, que ha sumado respecto al sábado a 94 personas con Covid19, lejos de los 70 que ha registrado Salamanca o los 43 casos de Segovia, que son los territorios que más positivos han contabilizado este día 35 de confinamiento. Por el contrario, Soria con seis y Zamora con tres, son las provincias que cuenta menos ciudadanos contagiados por coronavirus nuevos.

Las buenas noticias llegan también de las altas hospitalarias que superan ya las 5.360 en algo más de un mes de pandemia en Castilla y León, 104 en las últimas 24 horas, con las provincias e Valladolid y León, con 1.061 y 1.060 respectivamente, las que más curaciones registran hasta el momento.

Sin embargo, sigue registrándose fallecidos y son ya 1.493 las personas que han perdido la vida confirmadas por coronavirus, 35 más respecto a las que había ayer y que supone un ligero repunte respecto al sábado, donde se contabilizaron 28 muertos por Covid19 en los hospitales.

Por lo que respecta a la evolución de pacientes ingresados en las UCIs, el grado de ocupación actual es del 61 por ciento, con 316 camas ocupadas de las 522 disponibles. Las más comprometidas son las de los hospitales de Palencia y el Río Hortega de Valladolid, donde la ocupación se eleva al 74 y al 72 por ciento, en cada caso. En concreto, de las 31 camas disponibles del hospital palentino hay 23 ocupadas, y en el caso del centro vallisoletano 44 de 61.

Las residencias siguen siendo el principal caballo de batalla ante esta enfermedad y son ya más de tres mil las personas que han perdido la vida en residencias en este tiempo de pandemia ya sea en sus casas, en los hospitales en los propios centros residenciales, de los cuales en 980 casos se ha confirmado que es por coronavirus y en 1.052 presentaban síntomas compatibles. Los mil restantes se supone que han fallecido por otras causas o aún no se ha podido verificar si es por esta enfermedad.

Carta al ministro de Justicia

Por otra parte, y al hilo del desconcierto existente en toda España en torno a la cifra de datos real de fallecidos por coronavirus, más que nada por los distintos criterios que siguen las Comunidades Autónomas, el presidente Fernández Mañueco avanzaba esta tarde durante la rueda de prensa que daba después de reunirse con Pedro Sánchez, que va a enviar una carta al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para pedirle “datos uniformes” al respecto, ya que “el registro único de este asunto lo tiene el Ministerio de Justicia”. En este sentido, se mostraba de partidario de la propuesta que ha lanzado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de que se se inspeccionen a fondo los registros civiles para saber caso por caso el número real de personas que han fallecido desde que ha comenzado la pandemia.

“La mortalidad ha de tener una sola respuesta, y es el Gobierno quien debe manejar esa información y el que tiene todos los medios para hacer en mejores condiciones”, decía el presidente, quien advertía que no es de recibo que haya 17 criterios distintos, uno por cada Comunidad, para evaluar las cifras que arroja este virus cada día de fallecidos y contagiados.

Fernández Mañueco aseguraba que los familiares y seres queridos de los que han perdido la vida y la sociedad en su conjunto deben saber la verdad de esta crisis sanitaria y por ello defendía que exista la mayor transparencia posible.

En este sentido, ponía en valor el esfuerzo que se está haciendo desde la Junta para dar cada día información adicional a la que solicita el Gobierno de España, aunque hacía hincapié en la necesidad de que todas las regiones den con el mismo criterio los datos que pide el Ministerio de Sanidad.