Las Cortes estrenarán el voto telemático masivo

Será este viernes en el pleno en el que el presidente Alfonso Fernández Mañueco explicará las medidas desarrolladas por su Gobierno para hacer frente al coronavirus

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis FuentesIcal

Las Cortes de Castilla y León estrenarán el voto telemático masivo este viernes, con un cupo de procuradores en el hemiciclo durante el próximo pleno en el que comparecerá el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para dar cuenta de las actuaciones frente al coronavirus.

El pleno será el 24 de abril por la mañana, y se iniciará con la comparecencia del jefe del Ejecutivo autonómico, que pidió explicar en sede parlamentaria las medidas adoptadas por su Gobierno para atajar la emergencia sanitaria del virus y la situación económica derivada. A

demás, las Cortes convalidarán el decreto-ley de medidas urgentes y extraordinarias para la protección de las personas y las empresas ante el impacto del Covid-19, que contempla 121,5 millones.

La Mesa y Junta de Portavoces decidirá este martes el cupo de procuradores que seguirá la sesión de manera presencial en el hemiciclo, ya que se tiene que conjugar el derecho de los parlamentarios a acudir, si así lo desean, con las medidas de seguridad del estado de alarma, por lo que los grupos plantearán un cupo de asistentes en los escaños.

Una de las propuestas sería que en el hemiciclo estuvieran los 17 miembros que conforman la Diputación Permanente de las Cortes, más el presidente de la Junta y algún consejero con competencias en el área del debate, si bien fuentes parlamentarias consultadas por Ical explicaron que no habrá problema para que exista un acuerdo entre los grupos.

Igualmente, se tiene que determinar el formato de las comisiones en las que, a partir del lunes, día 27, comparecerán los miembros del Ejecutivo de la Comunidad para exponer la gestión de sus respectivos departamentos. Entre las propuestas, estarían la presencia de siete de los 17 procuradores de la comisión (tres de la mesa más los portavoces sectoriales) y el resto puede seguir la sesión vía telemática o celebrar las sesiones en el hemiciclo, que es más grande y permite mantener la seguridad de todos sus componentes.

También se debe adaptar el voto telemático regulado en el Reglamento de las Cortes a la situación excepcional del estado de alarma por la pandemia de la Covid-19. El voto no presencial de los procuradores está previsto para casos de embarazo, maternidad, paternidad o enfermedad grave, según la reforma realizada en febrero de 2014. Pero nada dice la norma fuera de esos supuestos, por lo que se deberá acordar como se realiza para este caso sobrevenido.

El Reglamento contempla que el procurador que no pueda acudir por alguno de los supuestos regulados deberá realizar la solicitud de voto telemático mediante un escrito dirigido a la Mesa de las Cortes en el que expondrá y justificará las razones de su ausencia en el hemiciclo, acompañado del certificado médico o justificante de la causa alegada.

Una vez autorizado por la Mesa de las Cortes de Castilla y León se comunicará al procurador, que recibirá el orden del día de la sesión y podrá ejercer su voto no presencial desde la dirección de correo electrónico facilitado a la Cámara, siempre antes del comienzo del pleno, informa Ical.

Todo este proceso recogido en la norma de funcionamiento de la Cámara se deberá adaptar a la situación por la que se genera la emisión del voto no presencial, como ha ocurrido en el Congreso, y será mañana cuando se presente la resolución de los servicios jurídicos y se acuerde cómo se realiza el que será el primer pleno con voto electrónico másivo en la historia del Parlamento autonómico, ya que hasta ahora se ha utilizado de manera puntual por alguna procuradora.

En la última reunión de la Mesa y Junta de Portavoces se acordó reanudar la actividad, parada desde el 13 de marzo debido a la declaración del estado de alarma, al considerar en este momento, pasado un mes y medio, que las Cortes no pueden seguir “dormidas” ante la crisis del coronavirus. El segundo periodo de febrero a junio sigue abierto.