La Junta se hace con 250 electrocardiógrafos digitales para Atención Primaria

Verónica Casado indica que esta especialidad será clave para evitar una segunda oleada epidémica

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informa sobre la situación del coronavirus en Castilla y León
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informa sobre la situación del coronavirus en Castilla y LeónJcyl

La Junta de Castilla y León acaba de adquirir 250 electrocardiógrafos portátiles, que va a distribuir en Atención Primaria. Así lo ha anunciado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, de los que ya se han repartido un total de 72. En este sentido ha señalado el papel clave que tiene esta especialidad dentro de la Sanidad y que se va a convertir en clave para la detección y aislamiento rápido con el fin de evitar una segunda oleada epidémica.

Unos aparatos que sirven para valorar la actividad cardíaca de los pacientes y además permiten que tomar decisiones terapéuticas.

Durante una nueva rueda de prensa telemática, la consejera ha explicado que un médico de familia atiende de media a 18 casos de coronavirus, y que también suele realizar visitas a domicilio cuando el paciente así lo precisa, siendo los domicilios particulares una fuente de contagio de alto riesgo por lo que deben acudir con las máximas medidas de protección. Por ello ha recalcado que desde la Junta ya se han distribuido 26 millones de unidades de protección.

La consejera también ha informado que se encuentran en marcha 13 proyectos de investigación en la actualidad, así como ocho ensayos clínicos con el fin de conocer aspectos epidemiológicos del virus, así como el imapcto de las hidroxicloroquina en mayores de 65 años.

También se ha referido la consejera al refuerzo de la Atención Primaria en las zona rurales, manifestando que se va “a hacer de la misma manera que en las urbanas, aunque habrá que hacer ajustes”, como cuidar las distancias o escalonar las visitas al ser las salas de espera más pequeñas, aunque se seguirá haciendo la asistencia no presencial.