Carlos Martínez: “Ni con el dinero de cien ‘Sanjuanes’ acabamos con la crisis del coronavirus”

El alcalde de Soria avanza que el millón de euros que cuestan las fiestas ya suspendidas irá para combatir la pandemia y se compromete a destinar todos los recursos posibles a esta lucha

Coronavirus.- El alcalde de Soria reconoce que la suspensión de San Juan es una decisión "dura, histórica e insólita"
Comparecencia telemática del alcalde de Soria, Carlos Martínez. EUROPA PRESS 21/04/2020 EUROPA PRESS

El alcalde de Soria, el socialista Carlos Martínez, dirige el bastón de mando de la ciudad desde 2007. Ha ganado, y con autoridad y solvencia, las cuatro últimas elecciones locales que se han celebrado en la capital soriana, lo que pone de manifiesto el respeto y aprecio que los sorianos le tienen.

Y este lunes pasado tomaba la decisión más dura y complicada que ha tenido que tomar en estos trece años que lleva al frente del Ayuntamiento: suspender las fiestas patronales en honor a San Juan, los conocidos popularmente como “Sanjuanes” de Soria, que se celebran en torno al 23 de junio, debido a la crisis sanitaria que sufre España a causa del coronavirus, cuyo final aún no está del todo claro, pero sí que nos quedan unos cuantos meses por delante hasta que la vida regrese a una cierta normalidad como la que había antes de la pandemia. Razón que ha obligado a suspender y no aplazar estas celebraciones, aunque también lo complejo del relato que hay que poner en marcha para convocarlas, que arranca el primer domingo de mayo.

“Ha sido una decisión insólita e histórica, complicada en lo persona, pero necesaria por las circunstancias”, decía Martínez esta mañana durante una rueda de prensa telemática, en la que recordaba que nunca antes se había tenido que tomar una decisión de este tipo, salvo en los años 1937 y 1938 en plena Guerra Civil, o en las guerras carlistas del siglo XIX.

Igualmente, avanzaba que el millón de euros que cuesta organizar aproximadamente las fiestas patronales se va a destinar a ayudar a salir de esta crisis sanitaria, económica y laboral a todos los sorianos, y se comprometía a aportar todos los recursos disponibles en el Ayuntamiento a tal fin. Si bien, dejaba claro también que “ni con el dinero de cien “Sanjuanes” acabaremos con la crisis provocada por el Covid-19″.

El primer edil soriano aseguraba que están trabajando en algunas actividades culturales, que no alternativas a las fiestas, “porque es imposible plantear un lavalenguas, una compra o el pregón o la celebración de La Saca intentando minimizar el impacto de una sociedad que sale de forma masiva a las calles”, decía, así como en otras dirigidas a echar una mano a la hostelería y el comercio, afectados sobremanera por esta suspensión de las fiestas que se suma a la de la Semana Santa.

Por otro lado, apuntaba que la evolución de la pandemia determinará el futuro y cómo se celebren determinados acto o se abran servicios como polideportivos y piscinas, pero dejaba claro también que en ningún caso se permitirán grandes aglomeraciones porque podrían suponer un repunte de casos”. “Nos tenemos que olvidar de celebrar los “Sanjuanes” de forma oficial, pero también oficiosa porque no nos lo van a pemitir”, insistía Martínez.

Finalmente, avanzaba que será reivindicativo e incluso beligerante con las instituciones una vez superada la crisis para que se cumplan los compromisos de inversión con Soria respecto a la apertura de la cárcel o la finalización de obras pendientes.