Se desbloquea después de más de un mes la tramitación de las becas universitarias en Castilla y León

La Junta también flexibiliza la formación práctica para los alumnos de FP a través del teletrabajo

Estudiantes en los pasillos de la Universidad de Valladolid antes de la llegada del Covid-19 a Castilla y León
Estudiantes en los pasillos de la Universidad de Valladolid antes de la llegada del Covid-19 a Castilla y León

La pandemia del Covid tocó a los centros educativos incluso antes que al resto de actividades. Algunos colegios ya habían cerrado sus puertas antes de que se decretara el Estado de Alarma el 14 de marzo y muchas universidades habían optado por la formación virtual ante el avance de los virus. Por ello, con el incremento de casos en Castilla y León muchas cosas se quedaron en el aire, como todos los trámites administrativos, entre ellos las becas universitarias.

Tras un mes y medio de confinamiento, en los próximos días se publicará la resolución de la primera convocatoria de ayudas al estudio del curso 2019-2020 con un importe de 1.080.470,96 euros y de la que se beneficiarán 625 estudiantes de grado y máster.

Así lo ha anunciado la consejera de Educación, Rocío Lucas, quien ha subrayado que esta publicación posibilitará que los beneficiarios de la ayuda sepan que lo son y que puedan recibirla en las próximas semanas. “De esta forma, intentamos ayudar a mitigar la difícil situación económica que puedan estar atravesando algunas familias”, ha aseverado al tiempo que ha avanzado que la Administración educativa autonómica publicará la resolución de las ayudas Erasmus a 1.796 alumnos de este curso, complementarias a las ayudas estatales, por importe de un millón.

Más de 10.000 alumnos trabajando desde casa

Por otro lado, se refirió a algunos modelos formativos que son más prácticos, como son los módulos de Formación Profesional cuyos alumnos, unos 10.000 en la Comunidad, deberían estar cumpliendo con las prácticas incluidas en su currículum en una situación normal. Por ello, la Junta ha flexibilizado la necesidad de una práctica presencial y se podrá recurrir a la fórmula del “teletrabajo” o a desarrollar proyectos en casa.

Rocío Lucas ha añadido que se ofrecerán alternativas para el alumnado de Formación Profesional Dual que haya visto interrumpida su formación en la empresa. Además, los estudiantes del programa Erasmus afectados por la suspensión de movilidades no iniciadas o interrumpidas a causa de la pandemia, también se acogerán a estas medidas.

Aquellos que tuvieran prevista la realización de la formación en centro de trabajo en otros países o que hayan tenido que regresar desde donde estaban haciendo la formación práctica sin haberla concluido podrán reincorporarse al grupo ordinario y terminar el módulo.