Boxes de emergencia para luchar contra el coronavirus desde Olmedo

La empresa Capotex, ubicada en esta localidad vallisoletana, adapta sus diseños industriales a usos sanitarios de urgencia

Prototipo de los boxes sanitarios que se encuentra desarrollando la empresa Capotex en Olmedo
Prototipo de los boxes sanitarios que se encuentra desarrollando la empresa Capotex en OlmedoLa Razón

La empresa industrial Capotex con fábrica en Olmedo (Valladolid) está realizando las adaptaciones necesarias para poner a disposición de las autoridades sanitarias las galerías y capotajes que fabrica habitualmente con varios posibles usos en el combate al coronavirus. Para ello realiza desde módulos de aislamiento que permiten la supervisión visual desde el exterior a los pacientes, boxes para la práctica segura de pruebas de detección del virus, galerías aisladas para el tránsito y conexión entre edificios o túneles para la desinfección de trajes seguros.

Diferentes diseños de estructuras sólidas, al tiempo que desmontables, construidas con chapa de acero y policarbonatos 100% reciclables que crean espacios modulares con una anchura y una altura de 2,80 metros en módulos a partir de 2 metros de fondo.

Jorge Saura, CEO de Capotex, manifiesta que "la prioridad es pensar cómo podemos desde nuestra empresa ayudar al personal sanitario y a la población en la lucha contra la pandemia con lo que mejor sabemos hacer: estructuras y cubiertas de fácil montaje, y tenemos disponibilidad para ponerlas a disposición de las autoridades sanitarias que las necesiten de inmediato”.

En este sentido se encuentran diseñando boxes individuales de rápido montaje, que permiten el aislamiento individual y control de las condiciones de confort del paciente, al tiempo que facilitan la continua vigilancia visual desde el exterior, y por lo tanto con menor riesgo de contagio, por parte del personal a cargo.

Una de las aplicaciones, por la que se ha interesado ya la empresa Tragsa, es un túnel para de desinfección de trajes aislantes antes de quitárselos. Esta instalación de ducha desinfectante en el túnel rocía al personal, que entra por un extremo y sale por el otro, para que pueda quitarse los trajes con seguridad y eliminar así el riesgo de contacto con el virus en el momento de desvestirse. Esta galería también posibilita crear corredores seguros y aislados en hospitales, así como en otras dependencias.