Casi el 30% de las enfermeras de Castilla y León tiene o ha tenido síntomas del coronavirus

Cuatro de cada diez asegura que se han contagiado a través de pacientes no diagnosticados

Personal sanitario saluda durante el aplauso de las 20 horas en el hospital Virgen de la Concha de Zamora
Personal sanitario saluda durante el aplauso de las 20 horas en el hospital Virgen de la Concha de ZamoraJ.L.LealIcal

El 28,5 por ciento de las enfermeras de Castilla y León tiene o ha tenido síntomas compatibles con el coronavirus. Así se desprende de una encuesta realizada por la Organización Colegial de Enfermería, que revela que solo el 21,9 por ciento de ellas se han realizado el test, con un porcentaje de positivos del 35,3 por ciento.

Además, el 65,4 por ciento de los encuestado aseguró que en sus lugares de trabajo había poco (61,1 por ciento) o nada (4,3 por ciento) material de protección, con un porcentaje para España del 72,1 por ciento. Además, y por este orden, creen que necesitan más mascarillas, monos de protección y batas.

Sin embargo, el 41,9 por ciento considera que se contagió por estar en contacto con pacientes no diagnosticados, mientras que el 37 por ciento cree que fue por no contar con material de protección.

Son un colectivo volcado en la cura de los pacientes con Covid, y así lo demuestra que el 77,6 por ciento trabaja a diario con estos enfermos y que una cuarta parte de estos profesionales se haya trasladado de su actividad diaria a la atención de los infectados.

El informe constata, asimismo, que el 74,2 por ciento de los enfermeros encuestados recibió poca (50,1 por ciento) o ninguna (24,1 por ciento) formación para atender a los pacientes, frente al 76,2 por ciento de la media nacional y que el 5,3 por ciento está trabajando a pesar de tener síntomas.

En cuanto a la valoración de la actuación del Gobierno de la Nación de la pandemia, las enfermeras de la Comunidad, dieron al Ejecutivo de Pedro Sánchez una puntuación del 3,02, por debajo de al media del 3,3.

Respecto a la Junta, la valoración se situó en el 3,36, por debajo del 3,97 de puntuación media del colectivo a sus gobiernos autonómicos.