Casi 60 empresas salmantinas se beneficiarán de la convocatoria de subvenciones de Diputación para fomento del empleo

Se trata de pymes que desarrollan su actividad en municipios inferiores a 20.000 habitantes

Javier Iglesias, presidente de la Diputación de Salamanca
Javier Iglesias, presidente de la Diputación de SalamancaDAVID ARRANZIcal

Un total de 58 empresas se beneficiarán de la convocatoria 2019 de subvenciones dirigidas al fomento del empleo en la provincia, dotada con más de un millón de euros, tal y como se recoge en la resolución definitiva de esta convocatoria de la que se ha dado cuenta hoy en la Comisión de Hacienda, Patrimonio y Especial de Cuentas de la Diputación de Salamanca, que preside Javier Iglesias.

Las compañías podrán formalizar hasta 95 contratos de trabajo nuevos gracias al apoyo económico de la Diputación. De estos 95 contratos, 73 serán a jornada completa, mientras que los 22 restantes se formalizarán a jornada parcial.

Las beneficiarias de esta ayuda económica, cuyo objetivo fundamental es el fomento del empleo, son pequeñas y medianas empresas (pymes) que desarrollan su actividad en municipios de la provincia con una población inferior a 20.000 habitantes. Todas ellas, deben acreditar haber incrementado su plantilla en los últimos doce meses.

De esta manera la institución provincial salmantina financia el 50 por ciento de los costes salariales a cargo de la empresa hasta un máximo de 12.000 euros por contratación a jornada completa. Entre los requisitos de las contrataciones a formalizar, las pymes beneficiarias pueden formalizar hasta tres contratos indefinidos que deben mantenerse durante 24 meses con una jornada mínima del 50por ciento.

Los trabajadores contratados deben estar empadronados en alguno de los municipios de Salamanca con una población inferior a 20.000 habitantes y, además, deben figurar en situación de alta como demandante de empleo.

Más del 60 por ciento de las empresas beneficiarias de esta ayuda incrementarán su plantilla con una persona contratada, el 15,5 por ciento lo hará con dos contratos más y el 24,1 por ciento restante formalizará hasta tres nuevas contrataciones.

Respecto al perfil de las empresas beneficiarias, es muy variado. Desde pymes cuya actividad se centra en agroalimentación, a medioambiente, hostelería, consultoría, espectáculos musicales, servicios funerarios, promoción de eventos, empresas de informática, servicios agrícolas y ganaderos…

Con relación a los periodos de justificación de la subvención, dado que todas las acciones administrativas se han suspendido durante el estado de alarma, los beneficiarios dispondrán de un mes para la primera justificación voluntaria, una vez que finalice esta situación excepcional.

Huertos domésticos

Por otra parte, el presidente de la Diputación de Salamanca envió una carta al Delegado del Gobierno en Castilla y León para solicitar una interpretación “más flexible de la norma”, que impide a los vecinos de los pequeños municipios atender los huertos domésticos durante el Estado de Alarma.

Iglesias remarcó que estas pequeñas explotaciones “pueden suponer para muchas familias un sustento alimenticio importante”, ya que gracias a ellos se abastecen de productos de primera necesidad para todo el año, “más allá de los beneficios terapéuticos que su cuidado implica para ciertos sectores de la población”, apuntó.

Asimismo, mencionó cómo otras Delegaciones de Gobierno permitieron o en varias comunidades autónomas que los vecinos se ocupen de estas extensiones, mientras que en Castilla y León “no está autorizado”. Por este motivo, el presidente de la Diputación solicitó que los vecinos de Salamanca puedan tener el mismo trato con el convencimiento de que la concienciación ciudadana y el distanciamiento existente entre la mayoría de estos terrenos, su aprovechamiento “no va a suponer ningún riesgo para la propagación del virus”, concluyó.