El Rey se interesa por las consecuencias de la crisis del coronavirus en el sector ovino y caprino de Castilla y León

Felipe VI mantiene una videoconferencia con el presidente y el gerente del Consorcio de Promoción de este producto

Videoconferencia del rey Felipe VI
El Rey Felipe VI durante una videoconferencia con representantes del sector ovino y caprino en el palacio de la Zarzuela en Madrid este viernesJosé JiménezEFE

El Rey se interesó por las consecuencias de la crisis del coronavirus en el sector ovino y caprino de Castilla y León, además del de Navarra, Aragón y Castilla- La Mancha. Felipe VI mantuvo una conferencia con los representantes de este sector de las Comunidades Autónomas.

Fuentes de la Casa Real señalaron que Su Majestad se reunió con los expertos ante una “alarmante caída del mercado, descenso de precios y demanda que hacen muy difícil su continuidad".

Felipe VI conversó con Benjamín Fernández y José Antonio Asensio, presidente y gerente, de forma respectiva, del Consorcio de Promoción del Ovino, cuya sede se encuentra en Villalpando (Zamora), en una videoconferencia en la que también participaron el presidente de Oviaragón-Grupo Pastores, Francisco Santolaria, y el director general de ese grupo cooperativo, Ángel Tarancón.

“El Rey ha mostrado preocupación por los problemas de los ganaderos y la actividad de la cooperativa. El trato ha sido muy cercano y nos ha demostrado durante la entrevista, que duró 50 minutos, que es conocedor de nuestros problemas ante la crisis sanitaria”, aseguró, en declaraciones a la agencia Ical, el gerente del Consorcio de Promoción del Ovino.

“Es muy destacable que conozca los problemas de producción y comercialización de la leche de oveja y la carne de ovino, así como de la esquila. También conoce los borradores de las líneas de ayuda que se estudian para favorecer al ovino, relativas al almacenamiento privado y a impulsar la exportación de carne y leche de oveja en polvo a mercados como China y Arabia Saudí”, subrayó.

En este sentido, José Antonio Alonso hizo hincapié en apostar por el “refuerzo de la diplomacia” para abrir los mercados chino y saudí y en “acercar las competencias de lo rural a lo urbano”, así como en “no perder eficiencia” en la cadena de valor. “El Rey está interesado en que las cooperativas seamos capaces de comunicar a la sociedad y al medio urbano las competencias que tenemos y, sobre todo, que los ganaderos de ovino trabajan en unas condiciones de sostenibilidad y de seguridad alimentaria exquisitas y de primer nivel”, apuntó.