Dos posibles casos en una residencia de Ponferrada obliga a aislar a 181 residentes

Se encuentran confinados en sus habitaciones para evitar un posible contagio masivo

Residencia Flores del Sil de Ponferrada
Residencia Flores del Sil de PonferradaLa RazónLa Razón

Este mediodía, durante el parte diario que la Junta de Castilla y León ofrece sobre la evolución del coronavirus en nuestra Comunidad, se conocía que todos los usuarios de la residencia de mayores del popular barrio Flores del Sil de la localidad leonesa de Ponferrada, que suman 183 personas, se encuentran en estos momentos aislados cada uno en sus respectivas plantas y sin poder salir de sus habitaciones.

¿El motivo? Pues que se han detectado hasta dos posibles casos de Covid-19 que han presentado síntomas compatibles con la enfermedad y hay que evitar que el virus se propague de forma masiva en este centro.

Uno de estos posibles positivos tiene la habitación en la segunda planta mientras que el otro, cuyo caso ya se conocía del pasado viernes, reside en la tercera y ya obligó a aislar de manera preventiva hace tres días a los sesenta usuarios de este piso.

El centro mantiene suspendidas las salidas al exterior y el programa de actividades para residentes, así como las instalaciones del comedor general.

Datos sobre la situación de las residencias el lunes 27 de abril
Datos sobre la situación de las residencias el lunes 27 de abrilLa RazónLa Razón

Según los datos aportados por el Gobierno autonómico, desde que comenzara la pandemia cinco usuarios de esta residencia han sido hospitalizados y ahora hay que sumar este aislamiento preventivo masivo, aunque afortunadamente no ha habido que lamentar ningún fallecimiento en este centro.

La Fiscalía investiga tres residencias leonesas

Por otra parte, cabe señalar que desde que el coronavirus entrara en nuestras vidas la Fiscalía Provincial de León ha abierto ya diligencias de investigación en tres residencias de la provincia. Una de ellas de tipo penal debido a una denuncia que se ha interpuesto, y las otras dos civiles encaminadas a recabar información para conocer al detalle qué es lo que ha pasado sin que ello implique que se vaya a formular una acusación al respecto, según asegura la fiscal jefe de León, María Isabel Morán, en declaraciones recogidas por Efe, quien explica que en caso de observarse algún hecho constitutivo de delito “se interpondría una demanda en el juzgado, porque la Fiscalía no puede adoptar medidas cautelares”.

Los dieciséis fiscales de la provincia de León han dado respuesta a las solicitudes cursadas por los responsables y trabajadores de los centros geriátricos, familiares de residentes y otros ciudadanos que han interesado el auxilio del Ministerio Fiscal así como a petición de asociaciones como el Defensor del Paciente. Pese a ello, la fiscal apunta que todavía es muy temprano para conocer el resultado de dichas diligencias y advierte de que no se puede caer en una alarma social innecesaria, ante una virus que se ha cobrado la vida de 153 mayores en residencias y viviendas tuteladas de la provincia de León.