Barrios pide a Sánchez que salga "con toda la artillería” para afrontar el impacto del coronavirus

El consejero de Empleo e Industria solicita al Gobierno de España fondos extraordinarios

El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios
El consejero de Empleo e Industria, Germán BarriosJcyl

“Habrá que preparar toda la artillería para poder aplacar el fortísimo impacto del coronavirus en la economía”. Así de contundente se mostró el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, al solicitar al Gobierno de España todo el tipo de medidas para paliar las consecuencias provocadas por la pandemia.

Durante su comparecencia consideró que Castilla y León tiene “un buen paquete de medidas” con más de 450 millones, aunque estimó que es “absolutamente insuficiente”. Por ello, Barrios reclamó al Ejecutivo que preside Pedro Sánchez y a la Unión Europea fondos extraordinarios. “Pedimos contundencia en las medidas, pero también compromiso y solidaridad”, añadió.

“Solo con una acción global de todos, del conjunto de las administraciones, podemos salir este desastre”, auguró Barrios, quien apeló al trabajo “consensuado” y al respaldo económico entre administraciones.

El consejero de Economía y Empleo vaticinó que la economía española puede ser “de las que más sufra” y aunque declaró que Castilla y León es “solidaria” con el Gobierno en las peticiones a la Unión Europea, reclamó que el Ejecutivo central también lo sea con la Comunidad “porque tenemos menos recursos y hay que soportar el gasto en política sanitaria y políticas de empleo”.

En relación a las previsiones económicas como consecuencia del impacto de la pandemia, Barrios se refirió a la estimación del Centro de Predicción Económica (Ceprede), que augura que el Producto Interior Bruto (PIB) podría caer en Castilla y León entre un 5,2 y un 6,2 por ciento en función del tiempo por el que se prolongue el periodo de confinamiento.

Para Barrios, la situación es “más leve” en Castilla y León que las previsiones que se hacen para el resto del país porque la Comunidad cuenta con un sector primario “más pujante” que el resto del país y un sector agroalimentario “muy potente” que está dando solución al abastecimiento de los ciudadanos y que está funcionando con medidas de seguridad y protocolos “efectivos y buenos”.