Vocaciones sacerdotales: “El mundo necesita de gente que entregue su vida por los demás”

El domingo se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y el Seminario de Valladolid anima a los jóvenes a seguir a Dios

Vídeo promocional del Seminario de Valladolid
Vídeo promocional del Seminario de ValladolidLa RazónLa Razón

La Iglesia Universal celebra este domingo la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que en España se hace coincidir con la de oración por las Vocaciones Nativas. Y lo hace en un momento delicado y en medio de una situación inédita como es el estado de alarma por la pandemia que tanto dolor está generando, y que a buen seguro generará en lo económico y social todavía.

Con motivo de esta celebración, desde el Seminario Diocesano de Valladolid han lanzado un vídeo en YouTube para promover las vocaciones sacerdotales que tanta falta hacen en la Iglesia Católica, en el que ocho seminaristas cuentan brevemente su experiencia y cómo sintieron la llamada del Dios, y con el que pretenden también animar a los jóvenes que tengan esta inquietud a dar el paso del sacerdocio y acompañar al Señor el resto de su vida. “No tengáis miedo si notáis vuestro corazón arder, puesto que Dios es lo que quiere, que os arda el corazón”, señala uno de estos seminaristas en el audiovisual.

Son Marcos, Alberto Muñoz, Alberto Rodríguez, Álvaro, Nicolás, Mario, Enrique y Jorge los protagonistas de este vídeo de apenas cuatro minutos de duración, en el que aseguran que Dios “sigue llamando y enviando mensajes cada día porque nunca abandona a su pueblo”, donde animan a seguir al Señor “porque es la luz en la oscuridad del medio de la noche”, y en el que ponen en valor la importancia de servir y ayudar a los más vulnerables, y especialmente ahora en estos tiempos de pandemia.

“La Iglesia y el mundo necesita de gente que quiera entregar su vida por los demás”, señala uno de estos jóvenes seminaristas, para quienes lo más grande que hay en este mundo "es poder hacer algo por alguien”-

Asimismo, piden también que este domingo los cristianos recen por las vocaciones sacerdotales y también por ellos ante el camino que han emprendido.

En este audiovisual se explica también que el Seminario Diocesano de Valladolid sigue siendo en estos momentos un lugar en el que de una manera inédita se están formando estos jóvenes que han recibido la llamada de Dios o han sentido de cerca el mensaje de seguirlo a través de las experiencias de otras personas que les han servido de modelo, y que quieren servir a los demás como sacerdotes. Son aquellos que van a ofrecer, en medio de las dificultades diarias, el alimento de la Eucaristía con el que sostener la Fe y el sacramento de la reconciliación con el que poder curar las heridas del corazón.