Castilla y León considera “razonable” el plan de desescalada de Pedro Sánchez

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, cree que el documento presentado por el Gobierno cumple con los requisitos de la Comunidad

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco IgeaJcyl (nombre del dueño)

Las primeras reacciones al plan de desescalada presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se han hecho esperar. Si bien el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, esperará a tener acceso al documento completo con los indicadores para valorarlo, el vicepresidente, Francisco Igea, ha considerado el proyecto como “razonable” y que cumple con los criterios fijados por el Gobierno autonómico.

En su perfil de Twitter, Igea ha indicado que el plan recoge la segmentación geográfica, la posibilidad de marcos geográficos inferiores a provincia, que pasen 15 días entre cada paso y que no se produzca una demonización de sectores, algunos de los puntos considerados imprescindibles en Castilla y León tal como trasladó Fernández Mañueco en su última reunión con el Gobierno central.

En este sentido, Sánchez ha anunciado un Plan de Transición hacia una nueva normalidad en tres fases en la que la hostelería podría abrir sus negocios con cita previa a partir del 4 de mayo para, por ejemplo, servir comida a domicilio.

En una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, el presidente ha anunciado que todo el territorio español, excepto las islas de Formentera, La Gomera, el Hierro y la Graciosa, partirán de una fase cero, denominada de preparación, mientras que esos territorios empezarán con una fase 1, más avanzada, con el fin de que a finales de junio la actividad haya vuelto a la normalidad.