Hacia la normalidad parlamentaria

La Mesa de las Cortes fija un nuevo calendario que arranca el 12 de mayo y acaba a finales de junio aunque se deja la puerta abierta al mes de julio para el debate del Estado de la Comunidad

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, conversa con el procurador del PP, Óscar Reguera, antes de reunirse la Mesa de las Cortes
El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, conversa con el procurador del PP, Óscar Reguera, antes de reunirse la Mesa de las CortesECOGEOIcal

Tras algo más de un mes y medio sin la actividad parlamentaria habitual que se venía realizando cada dos semanas en las Cortes regionales, con la celebración de los plenos ordinarios, Castilla y León parece que se dirige hacia la “normalidad” parlamentaria entre comillas, puesto que sus señorías tendrán que seguir manteniendo ciertas medidas de seguridad y protección.

La Mesa de las Cortes se reunía esta mañana una vez escuchado a la Junta de Portavoces del Parlamento autonómico, y aprobaba la modificación de un nuevo calendario de sesiones plenarias hasta verano, que arrancará el próximo 12 de mayo, que sustituirá al pleno que estaba previsto antes de la pandemia para los días 4 y 5 del quinto mes de año, y que se dedicará en una sola jornada única y exclusivamente al control parlamentario a la actuación de la Junta de Castilla y León.

El mecanismo será el mismo que el que se llevó a cabo el pasado 24 de abril para la comparecencia del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para explicar la gestión de su Gobierno ante el coronavirus y debatir y convalidar el decreto ley de medidas urgentes para trabajadores, autónomos, pymes y personas vulnerables por valor de 121 millones de euros, con la presencia de apenas un puñado de procuradores en función de los escaños de cada grupo (seis del PSOE, cinco del PP, tres de Ciudadanos y uno del resto de cada partido minoritario (Podemos, UPL, Por Ávila y Vox).

El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, durante la Junta de Portavoces telemática
El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, durante la Junta de Portavoces telemáticaPsoecylLa Razón

Además, el nuevo calendario fija la semana del 4 al 8 de mayo para que comparezcan los consejeros en sus respectivas comisiones para dar cuenta de su gestión en esta crisis sanitaria y se establecen tres nuevas sesiones plenarias ordinarias más hasta verano. La primera, los días 26 y 27 de mayo; la segunda, el 9 y 10 de junio; y la tercera y “última”, los días 23 y 24 de junio. Si bien, sobe este punto, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, dejaba entrever la posibilidad este mediodía de que pueda haber actividad en las Cortes en julio y apostaba por ello, debido a que están pendientes tanto el debate monográfico sobre el Informe del Procurador del Común como el anual del estado de la Comunidad, además de la aprobación de los presupuestos autonómicos de este año.

Tudanca se felicitaba de que el Parlamento regional pueda ir recuperando poco a poco a la normalidad sin obviar las medidas de seguridad que hay que seguir manteniendo, y tendía una vez más la mano a la Junta para elaborar juntos unos presupuestos de reconstrucción para Castilla y León “porque habrá que empezar de cero y adaptarse al nuevo escenario derivado de la crisis del coronavirus, apuntaba.

Estar a la altura

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, ponía en valor la transparencia del Gobierno autonómico al comparecer todos los consejeros en las Cortes para dar cuenta de su gestión ante esta alerta sanitaria, “algo inédito” en otras asambleas regionales. Al igual que Tudanca, De la Hoz ponía en valor que la actividad parlamentaria se retome y todo regrese a la normalidad, y especialmente ahora, ante los momentos tan complicados que se viven para afrontar de la mejor manera la lucha contra este virus y el paro y la destrucción de empleo que se avecina.

Raúl de la Hoz, portavoz del PP en las Cortes
Raúl de la Hoz, portavoz del PP en las CortesLa RazónLa Razón

En este sentido, el dirigente popular destacaba la necesidad e importancia de que vuelvan las sesiones en el hemiciclo y en las comisiones para poder trabajar todos juntos, desde la unidad, en un “gran pacto” de Comunidad “que aborde la Sanidad y los Servicios Sociales, pero también la parte económica y laboral, que asiente las bases del futuro y minimice el impacto de esta crisis para evitar dramas personales y familiares”, apuntaba De la Hoz, quien pedía a todas las formaciones y sus líderes “estar a altura" del momento en el que vive España y Castilla y León.