Más de dos millones para reforzar el autoempleo en los pueblos de Salamanca

Nueva convocatoria de subvenciones de la Diputación que preside Javier Iglesias

Minuto de silencio guardado en el inicio del pleno de la Diputación de Salamanca por las víctimas del Covid-19
Minuto de silencio guardado en el inicio del pleno de la Diputación de Salamanca por las víctimas del Covid-19Diputación de Salamanca

El pleno de la Diputación de Salamanca, reunido este jueves, 30 de abril, de forma telemática por la situación de confinamiento decretada por el Estado de Alarma impuesto en España, y que arrancó con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del Covid-19, aprobó la convocatoria de subvenciones dirigidas al autoempleo en la provincia dotada con dos millones, que irán destinados a un total de 189 emprendedores de Salamanca.

El objetivo de esta ayuda, que fue aprobada por la unanimidad de los grupos con representación en la institución provincial, es “dar apoyo a los nuevos emprendedores de la provincia cuya actividad se desarrolle en municipios con una población inferior a los 20.000 habitantes”, cubriendo los gastos de afiliación a la Seguridad Social durante un máximo de 24 meses y los de funcionamiento del proyecto con un máximo de 4.000 euros para alquiler de local y pago de suministros básicos.

Estas “ayudas importantes”, como fueron denominadas por el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, durante el pleno, se conceden en esta anualidad a 189 de los 243 autónomos que presentaron su solicitud, ya que 44 “no cumplían los requisitos” y 10 “renunciaron a la ayuda”, tal y como detalló Antonio Labrador, diputado de Empleo y Desarrollo Rural.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Diputación de Salamanca, Fernando Rubio, presente en la sede de la institución provincial salmantina junto a Javier Iglesias, Carlos García Sierra, Manuel Hernández y José Francisco Bautista, dio su apoyo a la propuesta pero pidió a su vez “datos del seguimiento de estas subvenciones”, para conocer “qué autónomos continúan con la actividad y en qué condiciones”, puesto que “una evaluación es esencial para futuras convocatorias”.

Aplazamiento y fraccionamiento del pago de impuestos

El pleno también dio luz verde por unanimidad la modificación de la Ordenanza General de Gestión y Recaudación del Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria de Salamanca (REGTSA), con el objetivo de ofrecer “nuevas facilidades” en el pago de impuestos a “los colectivos más afectados por el parón económico que implica la crisis” derivada de la expansión del coronavirus.

De esta manera, la Diputación de Salamanca incluirá una disposición transitoria para el aplazamiento y fraccionamiento de los tributos, durante el año 2020, a las empresas que hayan cesado su actividad durante alguno de los periodos del Estado de Alarma, a los empleados incluidos en algún proceso de regulación de empleo, y a las unidades familiares que hubiesen sufrido la pérdida de alguno de sus miembros como consecuencia del coronavirus.

Por último, y entre otras cuestiones, el pleno dio el visto bueno, con el voto favorable de todos los diputados, a la convocatoria de subvenciones dirigidas al fomento del empleo en las empresas de la provincia, que incluye a 58 compañías de Salamanca que recibirán un total de 1.029.720 euros por haber incrementado su plantilla en los últimos doce meses.