La Sinfónica de Castilla y León se prepara para la “nueva” normalidad

Primera reunión del Consejo Asesor de la Orquesta en la que Andrew Gourlay dejará de ser su director dentro de mes y medio

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León(Oscyl) vive también su particular pandemia lejos de los escenarios y a la búsqueda, con transparencia y de acuerdo a los criterios de apertura existentes, de un nuevo director que sustituya a Andrew Gourlay que, tras cinco exitosos años, abandonará dentro de un mes y medio este cargo para dar paso a otra cara y nuevas y renovadas ilusiones.

Pero la prestigiosa banda, con más de tres décadas de historia y trayectoria a sus espaldas, ya prepara también su regreso a la “nueva” normalidad que se avecina para tratar de sentar las bases de este incierto futuro todavía para este gremio, de la mano de su recién creado Consejo Asesor, que este viernes se ha reunido por vez primera con el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, para empezar a trabajar en lo que serán los nuevos hábitos culturales y públicos que habrá cuando esta crisis sanitaria no sea más que un mal y largo sueño.

El consejero de Cultura y, a la vez, presidente del Patronato de la Fundación Siglo, es el que ostenta también la presidencia de este Consejo Asesor, que cuenta entre sus miembros con el director de la Fundación Siglo, Juan González-Posada, como secretario, así como con vocales de reconocido prestigio en el ámbito de la música sinfónica: Raquel Rivera, gerente de la Fundación Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, Experta en Derecho de la Cultura, gestora cultural, docente universitaria y violinista; Begoña Lolo, catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid y directora del Centro Superior de Investigación y Promoción de la Música; Katarina Gurska, presidenta de la Fundación Katarina Gurska para la Educación y la Cultura; Inés Mogollón, musicóloga y crítica musical; María José García, directora del Conservatorio Superior de Música de Salamanca; Fernando Herrero crítico musical y Francisco Lorenzo Fraile de Manterola, director del Centro Nacional de Difusión Musical.

El Consejo se reunirá en sesión ordinaria, como mínimo, dos veces al año, al principio y final de cada temporada. No obstante, podrá reunirse en sesión extraordinaria siempre que se considere oportuno, a iniciativa de su presidente o cuando así lo soliciten por escrito la mitad de los miembros del Consejo Asesor.