Tudanca: “Castilla y León afronta la pandemia con un Gobierno inestable y un presidente indolente”

El líder socialista asegura que la “crisis de Gobierno” por la dimisión de Germán Barrios “ha retrasado el pacto por la reconstrucción”

El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, interviene en el último plenoMiguel Ángel Santos y Pablo Requejo. POOL Europa Press

En plenas negociaciones entre partidos y agentes sociales y económicos para alcanzar en Castilla y León el deseado pacto por la reconstrucción surgía la dimisión esta semana de Germán Barrios como consejero de Empleo e Industria por motivos personales decía primero, pero también por “diferencias insalvables” con el vicepresidente Igea, apuntaba después. Este viernes se ha producido el relevo con la toma de posesión de Ana Carlota Amigo, hasta ahora portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, a petición de este partido al tener prioridad en dicho nombramiento en virtud del acuerdo de gobernabilidad pactado por PP y Cs hace un año tras las elecciones.

Y esta “crisis de Gobierno” servía al secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, para arremeter este viernes contra el Ejecutivo autonómico de coalición y su presidente. “Castilla y León afronta la pandemia y sus consecuencias con un Gobierno inestable y un presidente indolente que se pone de perfil en esta crisis sanitaria”, decía el líder socialista, mientras urgía a la Junta y sus miembros “a centrarse más en el trabajo y para avanzar en el pacto de reconstrucción y dejar las cuitas personales para otra ocasión "porque se está perjudicando a los castellanos y leoneses. Además, Tudanca censuraba también que haya sido la cúpula nacional de la formación naranja que lidera Inés Arrimadas la que “ha impuesto”al presidente de Castilla y León la persona que ha de ser su consejero de Empleo en este caso.

“Un acuerdo de Comunidad, advertía Tudanca, que se encuentra “paralizado” y sin una fecha para nueva reunión por estas cuestiones internas de la Junta, después de la remisión de las propuestas por parte de los partidos políticos. “Es urgente, hoy sigue igual”, apuntaba el líder del partido del puño y la rosa, mientars recordaba que hace más de dos meses ya remitió sus propuestas y no hubo respuesta.

Líneas rojas del PSOE

Por otro lado, Tudanca contestaba a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que esta semana urgía al PSOE a nombrar a su experto para el pacto por la reconstrucción en materia sanitaria asegurando que su partido no nombrará a ningún experto para tal fin “si antes no se establece el marco general de pacto de Comunidad, para luego ir a lo particular”.

En este sentido, el líder socialista aseguraba que antes de comenzar a hablar del pacto de Comunidad los socialistas tienen una serie de líneas rojas y que son la reapertura de los consultorios locales, la finalización del plan piloto de reforma de la Sanidad rural en la localidad zamorana de Aliste, el fortalecimiento de la Atención Primaria o la mejora de las condiciones laborales para los profesionales sanitarios.

Tudanca se expresaba de esta forma durante una rueda de prensa telemática que daba este viernes donde también hablaba, a preguntas de los periodistas, de Renault o de la renta mínima de inserción aprobada por el Gobierno de España y que entrará en vigor en junio. Sobre esto último, el secretario regional del PSOE celebraba dicha iniciativa aunque pedía que este refuerzo social “no vaya en detrimento del fondo autonómico destinado para este fin en la Comunidad”, la renta garantizada de ciudadanía.

Por ello, reclamaba a la Junta que no reduzca ni un solo euro los 70 millones autonómicos destinados a esta renta para las familias más necesitadas en la Comunidad, que debe “complementarse” con este nueva renta aprobada por el Gobierno de España. “No puede suceder que la Junta aproveche este ingreso mínimo vital para ahorrarse el presupuesto de la renta de ciudadanía”, advertía Tudanca, mientras instaba a negociar entre los grupos y el Diálogo Social cómo deben compatibilizarse ambas ayudas.

Y respecto a Renault, el socialista no escondía su inquietud e incertidumbre por las noticias anunciadas por la marca del rombo, y aseguraba que tal y como están las cosas Castilla y León “no puede permitirse ni un solo bache”. Al respecto, y frente a posibles deslocalizaciones en el sector del automóvil u otros gremios de la industria, Tudanca recetaba “negociación, tranquilidad, colaboración y exigencia”.