Vuelven a abrir las bibliotecas públicas de la Junta, aunque con servicios mínimos

Se amplía la fecha de devolución de los documentos hasta el próximo 30 de junio

Vuelven a abrir las bibliotecas públicas de Castilla y León, aunque con servicios mínimos, a los que se irán incorporando otros nuevos de manera escalonada. El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, se acercaba esta mañana a la Biblioteca de la Comunidad, ubicada en Valladolid, donde ha comprobado de qué manera se ha trabajado y de manera intensa, en la elaboración de protocoles de actuación para adaptar el funcionamiento de estos servicios a las actuales circunstancias.

Una de las primeras consecuencias es que el plazo de la devolución de documentos, que pasarán una cuarentena de 14 días antes de volver a ser prestados, se ha ampliado hasta el 30 de junio para facilitar a los ciudadanos su devolución y escalonarla.

Por el momento, el préstamo de documentos será bajo demanda, solicitando previamente el título de interés, y se hará a través de diversos medios, como teléfono y formulario en la página web.

Entre las medidas de protección se han instalado mamparas en los mostradores de atención al público; carteles informativos sobre las medidas higiénicas y sanitarias para el correcto uso de los servicios bibliotecarios o se han marcado los itinerarios que tendrán que seguir los usuarios, así como la distancia interpersonal entre ellos.

Una reapertura que se complementa con los servicios virtuales de los que dispone la Red, como eBiblio Castilla y León, CineCyL, Biblioteca Digital de Castilla y León. Club de Lectura Virtual, Tumblebooks y Pregunte, Las Bibliotecas Responden que han sido ampliamente reforzados durante este periodo de cierre de centros.

Desde que se cerraran las bibliotecas, se han contabilizado en la plataforma digital eBiblio, 57.927 préstamos, 2.946 altas de usuarios y 422.527 visitas. CineCyL ha contabilizado 16.621 préstamos.

Fase 2

Desde la Consejería ya se está trabajando en el diseño de actuaciones para la próxima fase de la desescalada y donde se habilitará la consulta en sala de aquellos documentos, que por su procedencia o por sus características, se encuentren excluidos del préstamo. Los investigadores y estudiosos podrán solicitar, mediante cita previa, los documentos de su interés.