Sanidad alerta de dos brotes en dos residencias de mayores de Valladolid

Los casos están detectados y sus contactos están bajo control

Una mujer mira preocupada desde su casa durante el Estado de Alarma en Ponferrada
Una mujer mira preocupada desde su casa durante el Estado de Alarma en PonferradaCésar Sánchez (nombre del dueño)Ical

Parece que tras un día de buenas noticias en lo que al coronavirus se refiere en Castilla y León, la sombra de la pandemia es alargada. Tanto es así que la consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, ha informado sobre dos brotes en dos residencias privadas de la provincia de Valladolid, donde han aparecido 16 nuevos casos repartidos en once y cinco.

No obstante, ha enviado un mensaje de tranquilidad, ya que ha asegurado que los casos han sido detectados y que sus contactos están siendo controlados.

En su comparecencia, la titular de Sanidad ha indicado que en uno de los centros se han realizado 55 pruebas PCR para detectar el Covid-19 con un resultado de cinco casos positivos, y en otra se han hecho 85, con once positivos.

Además, Verónica Casado ha señalado que se ha activado el equipo Covid-Residencias y se está en contacto con los servicios de prevención de riesgos laborales de las empresas gestoras de los dos centros residenciales.

También ha indicado que Sanidad ha informado a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades sobre estos dos focos y ha señalado que corresponde a este departamento de la Junta determinar las medidas que se adoptan sobre las visitas.

Por otra parte, la consejera ha explicado que en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid una paciente dio positivo por coronavirus en la prueba PCR, tras ser negativa en otra anterior, por lo que finalmente se confirmó el contagio de una profesional sanitaria y otra presenta fiebre. Ambas, ha precisado, están aisladas y en observación.

El Servicio de Medicina Preventiva del Río Hortega de Valladolid está estudiando los contactos de estas personas.

Asimismo, ha sostenido que no están preocupados por los brotes ya que la vigilancia epidemiológica ha funcionado, de forma que se detectan los casos, se aíslan y “eso da mucha tranquilidad”.

Los protocolos en las residencia “han sido muy activos y se ha estado muy encima, no ha sido casualidad detectar esos casos”, ha concluido.