Las Loras: una joya de la naturaleza entre Burgos y Palencia

La capital burgalesa reivindica este Geoparque de la Unesco con una sugerente muestra fotográfica organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral

La Sala del Consulado del Mar de Burgos acoger hasta el próximo 30 de julio una atractiva exposición fotográfica, con instantáneas de cuatro profesionales gráficos como Justino Díez, Nicolás Gallego, Héctor Fuente y Javier Fernández, que muestran lugares casi insólitos y algunos de los hitos naturales del Geoparque de la Unesco Las Loras, a caballo entre las provincias de Burgos y Palencia, y que es una de las joyas de la naturaleza de Castilla y León, que ahora se reivindica en esta sugerente muestra organizada por la Fundación VIII Centenario de la Catedral burgalesa como uno de los seis proyectos culturales en los que esta entidad está trabajando.

A través de una treintena de fotografías, el visitante podrá disfrutar de una naturaleza exuberante y multitud de especies de fauna y flora amenazadas, así como de espacios tan emblemáticos de esta zona como la Cueva de los Franceses, las Tuerces, el campo petrolífero de Ayoluengo o los cañones de la Horadada, del Rudrón y el Alto Ebro.

Una muestra, dividida en cinco apartados, como son Unesco, Geología, Cultura, Biodiversidad y Desarrollo, que es también un repaso a la historia de esta zona que cuenta con más de mil kilómetros cuadrados de espacio.

“Las Loras es una oportunidad de desarrollo rural que brinda a las provincias de Palencia y Burgos”, destacaban este lunes César Rico, presidente de la Diputación burgalesa, y la vicepresidenta de la institución provincial palentina, María José de la Fuente, tras inaugurarse esta exposición.

Además, para el director científico de Las Loras, José Ángel Sánchez, un geoparque no es solo un conjunto de lugares de interés geológico, ya que no sería considerado tal sin una estrategia de desarrollo sostenible en la que confluyen los recursos naturales y culturales.

Por este motivo, la exposición también muestra elementos de este territorio que merecen una atención especial, como sus monumentos funerarios neolíticos, los castros de los pueblos celtíberos, un campamento y tramos de calzadas romanas, necrópolis altomedievales y eremitorios rupestres, y sus iglesias románicas.